La entrada de León al siglo XX. Última parte.

Calle Juárez, 1910
En el renglón económico, la mayor producción se dio alrededor de las actividades relacionadas con la rama de textiles y calzado; esta última se definió como la más importante de este siglo y enganchó en su desarrollo a la más arraigada industria del curtido de pieles.
Se firmó en este periodo la ampliación del sector artesanal y manufacturero, pero la dificultad del acceso a los energéticos impidió el paso definitivo hacia la industrialización. Sin embargo, el sistema de fábricas se comenzó a implementar en los últimos años decimonónicos, en el ramo de textiles, en tanto que la industria zapatera apenas comenzaba a mecanizarse. 
Te recomendamos:
Por otra parte el acceso a mercados a regiones distantes, que se facilitó con el fomento a las comunicaciones, constituyó un incentivo a la productividad. La Revolución frenó un tanto el crecimiento, a la vez que provocó movimientos de entrada y de salida de población, y propició que se presentaran coyunturas para la definición industrial y para la concentración demográfica.
El fortalecimiento de la vida urbana en el Bajío, y en particular en León, se había intensificado en el transcurso del siglo XIX. En la segunda mitad de ese siglo la ciudad leonesa avanzó un escalón hacia la definición de su carácter urbano.
A partir de la inundación de 1926, y gracias a la capacidad de los empresarios leoneses de sortear las crisis posteriores, la consolidación urbana de León se reafirmó.

Con información del AHML
Redacción

Redacción

Bonito León® nace con la finalidad de promover y difundir lo mejor y más relevante de nuestra ciudad. En nuestro sitio encontrarás los eventos, las costumbres, la gastronomía y la cultura de León. Las imágenes en nuestro sitio tienen la finalidad de ilustrar nuestras notas, si alguna de éstas te pertenece, por favor escríbenos.

Tal vez te interese