La funeraria del diablo.

De las leyendas más conocidas en la ciudad, sin duda es la del brujo de la funeraria; historia que aún guarda gran misterio, pues la construcción donde sucedió este tenebroso hecho, permanece cerrado hasta nuestros días.

Fue en la época de los ochenta en una construcción ubicada en la esquina de la 20 de enero y Cuauhtémoc en la colonia Obregón en León fue testigo de un acontecimiento sobrenatural.

Cuenta la leyenda que hace más de veinte años existió un médico originario de San Francisco del Rincón, que practicaba la magia negra y blanca por el rumbo de El Calvario. Al sentir la muerte cerca pidió a su hermana y sobrino no ser velado ni enterrado, pidió que solo fuera dejado en una cama y al cumplir tercer día de muerto pasaría algo fantástico.

Los familiares hicieron caso omiso de la advertencia y lo velaron en la funeraria “Cristo Rey” ubicada en dicha esquina de la colonia Obregón. Cuando el reloj marcó medianoche, un viento terrible se metió hasta el lugar de la velación, todos salieron corriendo pues las velas y cirios habían prendido todo el lugar sin permitir que ningún alma se acercara.

Cuando los familiares regresaron, encontraron las paredes del salón con rasguños de gran profundidad, pero la sorpresa más grande se la llevaron al encontrar el ataúd del brujo vacío. Nadie supo qué pasó con el muerto o sus familiares; no obstante, el negocio fue clausurado y se cerraron todos los accesos a éste con ladrillos de adobe para que nadie volviera a entrar al lugar.

Después de esos hechos en todo el barrio se temía pasar por esa esquina. La sensación de que alguien te observa es muy fuerte. Hay quienes dicen que todavía se ven por ahí cosas extrañas.

Una historia que al leerla o contarla se siente el escalofrío que al pasar por estas calles murmura la gente que existen cosas que no son de este mundo.

Rene Funez

Rene Funez

Licenciado en Ciencias de la Comunicación.

Tal vez te interese

function enqueue_files() { if ( is_singular('post') ) { } else { } }
.