San Sebastián, el Patrono de Bonito León

Este 20 de enero, además de festejarse la fundación de nuestro Bonito León también se conmemora el día del Santo Patrono de la Ciudad, San Sebastián. Para conocer un poco más de este mártir, te compartimos un poco de su historia.

San Sebastián fue hijo de una familia militar con títulos de nobleza, nacido en Narbona pero educado en Milán, llegó a ser capitán de la primera corte de la guardia pretoriana. Era respetado por todos y apreciado por el emperador, que desconocía su cualidad de cristiano.

Durante su desempeño como militar, visitaba a otros cristianos encarcelados por causa de su fe. Sus creencias fueron descubiertas y denunciadas ante el Emperador Maximino, quien lo obligó a escoger entre ser su soldado o seguir a Jesucristo.

San Sebastián escogió a Cristo, y pese a las amenazas de muerte por parte del Emperador, se mantuvo firme en sus ideales. Enfurecido Maximino, lo condenó a morir aseteado, es decir, acribillado por flechas. Los soldados del emperador lo llevaron al estadio, lo desnudaron, lo ataron a un poste y lanzaron sobre él una lluvia de saetas, dándolo por muerto.

Al dejarlo abandonado, sus amigos se acercaron y lo encontraron con vida; lo llevaron a casa de una noble cristiana romana, llamada Irene, que lo mantuvo escondido en su casa y le curó las heridas hasta que se recuperó.

Fue alentado a huir de Roma, pero el santo se resistió a no seguir predicando la palabra de Cristo, por lo que valeroso se presentó frente al Emperador, a quien reclamó por sus acciones contra los cristianos. Maximino lo apresó y lo mandó azotar hasta morir. Después de ser asesinado, su cuerpo fue arrogado a un lodazal. Los cristianos lo recogieron y lo enterraron en la Vía Apia, en la célebre catacumba que lleva el nombre de San Sebastián.

La iconografía de San Sebastián es amplísima. La representación más antigua data del siglo V, descubierta en la cripta San Cecilia, en la catacumba de San Calixto. A partir del Renacimiento los artistas lo representan como soldado, generalmente semidesnudo atado a un árbol y erizado de flechas. Por ser uno de los santos más reproducidos por el arte es conocido como el Apolo cristiano.

El culto a San Sebastián es muy antiguo; es invocado contra la peste y contra los enemigos de la religión. En nuestra ciudad existe una escultura monumental de San Sebastián, se ubica en el Museo de Arte e Historia de Guanajuato y se ha vuelto una postal clásica de nuestra ciudad.

Avatar

Rene Funez

Licenciado en Ciencias de la Comunicación.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.