“La Galereña”, el traje típico de Guanajuato

México es uno de los países más coloridos y ricos en cultura del mundo, que puede sentirse orgulloso de contar con una rica variedad de etnias; cada una con su propia tradición, comida, vestimenta y fiestas.

Nuestro estado de Guanajuato fue lugar de asentamiento de diversas tribus, entre las cuales estaban los otomíes, chichimecas, matlazahuas, tarascos y náhuatls, siendo la tribu otomí la que habitó primero estos lugares y prevaleció más tiempo.

Más que ser cuna de la revolución, la cultura indígena de nuestro estado es muy rica y variada girando alrededor de la minería. Se tiene conocimiento que en el estado de Guanajuato uno de los trajes típicos con antigüedad de más de 100 años es el de ‘la galereña’.

La “Galereña”, se le llamaba así, por que trabajaba en las galeras afuera de las minas. Su traje típico se confeccionaba con una falda de manta llamada Zagalejo y sobre ésta colocaban otra falda de franela roja, sin bordados, pero adornada con triángulos verdes en la cintura y a lo largo de la bastilla.

Esta vestimenta era de uso diario, pero cuando era día de fiesta o de salir a la calle, colocaba sobre esas dos faldas una tela blanca adornada con olanes y listones. Finalmente se cubría con una nueva falda de algodón blanca y ligera adornada de atrás con una pequeña cola de la misma tela, remembranza de los conocidos vestidos flamencos usados por las españolas.

En la parte superior, espalda y pecho eran cubiertos por una blusa blanca, la manga era corta y bordada. Sobre la blusa, la galereña se colocaba un rebozo de bolita y collares de colores vistosos; se cubría el cuello con una pañoleta; se protegía los brazos con cubremangas y se colocaba un sombrero de palma para soportar las largas jornadas bajo el sol. Para salir, completaban el atuendo con peinetas de colores, listones en las trenzas, moños y arracadas.

Este traje era utilizado por las galereñas para facilitar su trabajo en las galeras. Debajo de las faldas portaban unos calzones largos hasta la rodilla adornados con olanes, listones, pasalistones y media calada en las piernas. Los choclos como calzado, completaban el atuendo.

 

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.