La historia detrás de la Torre Andrade

Por un lado, en León hay grandes edificaciones que proyectan la modernidad de la ciudad, pero por otro, también hay fincas viejas llenas de historia e identidad, la Torre Andrade cumple con estas dos características, pero ¿Qué hay detrás de su historia?

Antes de vamos a decir unos datos de la construcción, es la torre número 20 más alta de León, mide 53 metros de altura y tiene 15 plantas.

La Torre Andrade es un elefante rosa para la colonia que lleva el mismo nombre, en sus tiempos fue medio construida como un edificio moderno, pues su edificación la comenzaron en el año de 1988, cuando esa zona de León era de alta plusvalía.

Sin embargo, con el tiempo pasó a ser un edificio arrumbado y lleno de misterio. ¿Quiénes son los dueños? ¿Qué plan tenían para la construcción?

Nos echamos una clavado en el Archivo Histórico de León y encontramos que dicho proyecto se trataba de una asociación donde se vendieron los departamentos antes de construirlo.

En ese entonces hubo un responsable que dirigía el grupo y cada quien estuvo pagando su departamento y con eso se construyó la torre.

Sin embargo, como a muchos otros proyectos de por aquellos años, le pegó la devaluación del peso que se registró en el año de 1994 y se quedó a medias.

Se sabe que algunos de los socios se fueron a los Estados Unidos y los que se quedaron en México no pudieron solventar el proyecto que hasta la fecha sigue siendo propiedad privada y no avanza ni para atrás ni para adelante.

Hay quienes piensan que pasó a ser propiedad del gobierno, pero no, la Torre Andrade tiene dueño, aunque se desconoce quien sea.

Así es que si alguna vez te preguntaste qué onda con ese edificio, ésta es la historia y el motivo por el cual nunca la vimos terminada.

Tal vez te interese

Hay 3 comentarios

  1. Avatar

    Tengo entendido que el motivo por el cual dejaron de contruir ese edificio, fue porque en la construcción utilizaron varillas contaminadas con radioactividad y por seguridad tuvieron que alejar a los trabajadores

    Enviar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.