La tragedia del cólera en León

Las inundaciones que se han registrado en León no son las únicas que han acabado con miles de vidas de leoneses ni las únicas tragedias ocurridas en el municipio panza verde, pues León tiene más historias de luto con la llegada del cólera.

De acuerdo a información del Archivo Histórico Municipal, fueron dos ocasiones las que llegó el cólera a la ciudad y datan de 1833 y 1850, cuando recientemente León fue reconocida como Ciudad.

En esa ocasión el cólera se registró a lo largo y ancho del país, pero a León no había llegado, sin embargo, la población ya estaba temerosa porque sabían que en cualquier momento iba a llegar hasta que arribó la noticia de que la enfermedad ya estaba en la región de lo que hoy es la Capital del Calzado.

Las autoridades de salud daban recomendaciones de prevención como el continuo riesgo de las calles para evitar el polvo, sin embargo, ni eso causó que el cólera no llegara a las calles de León, por lo que los ciudadanos se encomendaban a Dios mediante novenas y procesiones para salvarse de morir.

Nada pudo detener a la enfermedad, pues llegó y arrebató miles de vidas de leoneses, por lo que la ciudad se convirtió en una funeraria grande con los continuos cortejos fúnebres que se veían pasar por las calles y los panteones saturados por los cuerpos que ya no cabían ni en espacios improvisados.

Los panteones de la época llegaron a su límite, incluso, fue la causa por la que se aperturó el panteón de San Nicolás, pues era necesario para que los familiares depositaran los cuerpos de sus fallecidos porque ya no había más lugares.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.