¡Que se acabó la fiesta!

Más de 300 alumnos de la Preparatoria Oficial de León estaban en una fiesta clandestina en el bar ‘Babel’ cuando llegaron inspectores de Fiscalización y la clausuraron.

La mayoría de los asistentes eran menores de edad y ya habían consumido bebidas alcohólicas cuando la suspendieron.

Además, gracias a pruebas de alcoholímetro realizadas por la Dirección de Oficiales Calificadores fue posible comprobar que por lo menos ocho de estas personas, presentaban un estado de ebriedad completa e incompleta.

El cover fue de entre 80 y 100 pesos y adentro cada quien eligió las bebidas alcohólicas de su preferencia.

Se levantaron dos actas a los organizadores, la primera por falta de permiso para la realización del evento, la segunda por venta de alcohol a personas menores de edad.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.