El Panteón Museo de Momias de Celaya

Aunque son las más famosas, las momias de Guanajuato Capital no son las únicas “tías” que tenemos en el Estado, ya que  Guanajuato es una región de momias.

A lo largo y ancho de nuestro territorio, hay muchísimos cuerpos momificados debido a las condiciones de agua y el tipo de suelo alto en sales y minerales, donde Celaya es otra de esas tierras que por sus condiciones climáticas y altas temperaturas, han permitido que los cuerpos enterrados se hayan momificado.

Desde hace ya muchos años, en el Panteón Municipal de Celaya, se han encontrado cuerpos momificados dignos de mostrarse, pero fue hasta el 2014 cuando se limpiaron y pusieron en exhibición en un museo en la entrada principal del panteón, convirtiéndolo en un atractivo turístico de la Ciudad.

Son más de 20 momias las que están expuestas en el Museo de Momias de Celaya, pero aún el panteón, siguen exhumando cuerpos cuyos familiares no han querido donar, porque prefieren venderlas o ponerlas en un cristal y colocarlas de nuevo a descansar en su cripta.

Hoy en día el Panteón Museo Momias de Celaya es un atractivo turístico de la ciudad, que permite a los visitantes conocer y leer las historias de todos esos personajes que hay debajo. Aquí te dejamos algunas historias:

La Bonita del Pueblo.

Dicen que ella era una mujer cautivadoramente hermosa, pero soberbia, ya que nadie merecía su amor, hasta que un día llegó un ferrocarrilero que la conquistó tanto, que le prometió casarse con ella, lo cual nunca pasó porque el hombre venía de paso a la ciudad y la bonita, se quedó esperándolo toda la vida con flores en mano como recuerdo de ese amor.

El Militar

Aún con sus ropas manchadas de sangre, la historia del militar cuenta que fue uno de los soldados más leales al movimiento de Obregón y que fue asesinado en manos del mismísimo Pancho Villa.

El Chaparrito

Dicen que esta momia murió sonriendo, ya que era el alma de las fiestas y siempre quería agradar a todos, a tal grado que una de sus grandes bromas era hacerse pasar por niño y asustar a las viejitas de su colonia.

En fin, si quieres conocer la historia de todas las momias que viven en este museo, date una vuelta por Celaya y vive esta opción diferente que tiene la ciudad en este espacio plagado de símbolos, recuerdos y misticismo.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.