Los bolillos rellenos del Barrio Arriba

A las cinco de la tarde el Barrio Arriba se llena de un olor clásico, los bolillos rellenos de queso y chiles jalapeños de la Panadería Muñoz, una tradición que lleva más de 60 años en el barrio.

Al llegar al pequeño negocio lo primero que veo es un señor sentado detrás del mostrador, le pregunto sobre la música de fondo y me responde que se trata de Lupita Palomera, ―es de los cincuentas o de por esa época―, me dice.

 

Su nombre es José Carmen Muñoz, actual encargado de la panadería. Le cuestiono sobre cómo era el barrio antes, ―No estaba el mercado, eran unas covachas de madera, como unos cuartitos; ha cambiado mucho, antes estaba el pulpo, una fuente que tenía un pulpo, los árboles eran diferentes y por aquí era una calle donde pasaban coches ― me narra.

Le pregunto sobre su niñez, pero una señora me interrumpe y le pide un pan, él se lo regala, ―Me gusta mi niñez, pues como a todos, limpiaba las charolas con mis hermanos, jugábamos en el jardín, íbamos a juntar el bolo cuando bautizaban, ya no juegan a eso, ahora puro― se ríe mientras señala mi celular. Me llama la atención el reconocimiento de Alcohólicos Anónimos que está detrás de él, se lo hago saber y me responde que apoyan a los miembros de este grupo con la entrega de bolillo.

―Quien sí no fui yo

Pudo enseñarte el camino del amor

Muerta mi altives

Cuando mi orgullo rodó a tus pies

Que vivas solo para mí

Y que tú vayas por donde yo voy

Para qué mi alma sea nomás de ti

Bésame con frenesí―, se escucha de fondo.

Los bolillos rellenos comenzaron como una forma de ofrecer un producto que sirviera como alimento completo a los trabajadores de las antiguas tenerías, y los comenzó a preparar Tomás Muñoz, padre de José y fundador de la panadería en una pequeña casa de adobe; me dice José que ya hay menos venta pues se han llevado las tenerías, quedan pocas y por lo mismo ya no preparan tantos bolillos, pero no han dejado morir esta tradición.

Este lugar se encuentra al fondo del jardín de Barrio Arriba, y si quieres probar estos deliciosos bolillos y panes, la panadería permanece abierta de lunes a sábado de 8 am a 10 pm y los bolillos rellenos salen a las 5pm.

Avatar

Rene Funez

Licenciado en Ciencias de la Comunicación.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.