Cuando llegó el ferrocarril a León

Hoy podemos gozar de servicios de transporte como automóviles, camiones de pasajeros, que decir de un vuelo de avión, pero, ¿te imaginas León cuando se usaba el ferrocarril?, aquí te lo vamos a contar

Fue en el año de 1874 cuando Lerdo de Tejada expidió un decreto facultado para la construcción de un camino que transportara al ferrocarril México-León, pues los intentos que se habían hecho previamente fueron fallidos.

Sin embargo, desde esa fecha el transporte no ha dejado de evolucionar en la ciudad, pues de alguna y otra forma los leoneses han buscado tecnología y comodidad al momento de viajar, pues fue años más tarde, en 1877,  cuando se construyó el ferrocarril Celaya-León.

Ya para el año de 1880, el gobierno firmó en Boston un convenio para firmar la Compañía Limitada del Ferrocarril Central Mexicano, a fin de construir tres líneas de vía ancha.

De acuerdo a información del Archivo Histórico Municipal, estas líneas eran de la siguiente forma: una de México a León, otra León a Paso del Norte y la tercera de un punto no definido entre México y León.

“La empresa buscaba terrenos en León para la estación que se llamó ‘Pompa’ para que contara con pasaje, carga, patios de maniobras y estacionamiento de furgones; se proyectaron varios sitios, cerca del Paseo de la Calzada, al sur de la Plazuela de San Miguel y en Santa Rosa, hoy Ciudad del Niño Don Bosco.

“Se acordó que la estación debía contar con puentes y alcantarillas, edificio, paradores, andenes y conexos. Se concedió al Municipio parte del terreno para ensanchar calles como la que era antes la Plaza de Gallos y Real de San Miguel”, se cita en una nota periodística.

Ya para el 28 de julio de 1882 se inauguró el primer tren que pasaría por León, cuenta la historia que la gente estaba muy sorprendida, pues se trataba de una locomotora que parecía cosa del diablo.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.