Peligra equipo de nado sincronizado en León.

El municipio de León cuenta con un equipo de nado sincronizado, pero por la poca difusión y la falta de apoyo por parte de COMUDE han tenido problemas para poder seguir con su preparación de manera adecuada. Las deportistas entrenan en la Unidad Deportiva Enrique Fernández Martínez, conocida como la deportiva del Estado, en un pequeño espacio en la alberca que comparten con otros deportes, por lo que se dificultan los entrenamientos.

Con tan solo dos años como equipo oficial y pese a que han ido escalando en el ranking nacional, no hay apoyo por parte de ningún organismo público. En la Olimpiada Nacional celebrada en Monterrey en este año, el equipo obtuvo resultados muy satisfactorios, “En poco tiempo ya están ranqueadas con las mejores de México, han superado equipos que llevan muchos más años de entrenamiento, y todo eso con las carencias que tenemos”, nos comentó Josefina Rueda Amézquita, entrenadora del equipo, además agregó que ella tuvo que comprar de su bolsillo el equipo de audio necesario y que no han sido apoyadas con la bocina acuática, con la que todo equipo de nado sincronizado cuenta y que es muy necesaria para entrenar.

Con la dedicación y responsabilidad que caracteriza a estas niñas, los resultados se están dando, pues del año pasado a este, han conseguido escalar posiciones a nivel nacional, y aunque nos menciona la coach, quien además fue entrenadora nacional del 98 al 2001, que aún están abajo, en uno o dos años y con las condiciones adecuadas podrían ya estar compitiendo con Jalisco, Monterrey y Yucatán; las potencias en este deporte.

Los resultados que obtuvieron en la Olimpiada Nacional fueron:

Categoría Infantil en Figuras, más de 70 participantes

36 Luz Manrique (León)

52 Hannia Martínez (León)

56 Itzel Palomares (León)

Rutina de Dueto Infantil 11-12 años

8 Luz Manrique (León) y Astrid Torres (Gto.)

Rutina de Dueto Juvenil 13-14, 22 duetos

13 Denisse Martínez (León)y Ámeli Cuevas (Gto.)

Todo el equipo está integrado por Luz Manrique, Denisse Martínez, Valeria Grimaldo, Karla Mena, Hannia Martínez, Itzel Palomares, Valeria Mendieta, Isabella Torres; quienes van de los 10 a los 15 años y desde pequeñas han tenido que organizar su vida en base a la pasión por el deporte. Alternan sus estudios con los entrenamientos, y en ambos han logrado destacar, pues varias de las niñas tienen de las mejores calificaciones de sus escuelas, como Isabella, que tiene 9.8 de promedio.

Luz Manrique, una de las más destacadas del equipo, se levanta a las seis de la mañana, a las cinco si tiene que estudiar. A las ocho de la mañana comienza la escuela, cuando termina la escuela, regresa a comer y prepararse para irse a entrenar de 5 a 8:30, al regresar a su casa se dedica hacer sus tareas y ver televisión si le queda tiempo libre,

“Me encanta venir a entrenar, es mi pasión”, nos dice Luz. El modo de vida de las otras niñas es similar, pero esta rutina de alto rendimiento parece no ser tomada en cuenta por las autoridades.

Gabriela Torres, mamá de Isabela; dice que gracias al deporte, su hija se ha vuelto muy responsable y comprometida; que pese a que económicamente es complicado seguir, por el amor y la pasión que demuestra su hija a la hora de entrenar y competir, lo sigue haciendo. Laura Gutiérrez, mamá de Hannia; nos asegura que su hija era muy insegura, pero con esta actividad ha podido tener más confianza en ella y en sus capacidades; por su parte Luz Adriana Manrique, mamá de Luz; dice que aunque ella vienen de una situación social y familiar complicada, gracias al nado sincronizado su hija ha madurado mucho, se ha vuelto muy responsable, y aunque a veces el desánimo puede llegar a apoderarse de ella como madre, su hija Luz es quien con mucha seguridad dice querer continuar, seguir entrenando y mejorar.

Con tal de apoyar los sueños de sus hijas, estas familias han tenido que cambiar sus rutinas en base a las actividades de cada una de estas deportistas, por ejemplo, no acudir a eventos, a fiestas familiares, tardes con amigos, incluso irse de vacaciones. Se han acercado a Isaac Piña, Director General de la Comisión de Deporte del Estado de Guanajuato, pero tampoco han recibo apoyo alguno.

Lo que este grupo de deportistas quiere es las condiciones necesarias para poder entrenar a un nivel de alto rendimiento, conseguir patrocinios para poder sostener la pesada carga económica que se vuelve tener que pagar los viajes a competencias, los trajes de baño que promedio cuestan mil pesos, y las mensualidades a COMUDE.

Quieren poner el nombre de León y Guanajuato muy en alto. Estas son historias de éxito que se pueden llegar a ver truncadas por la burocracia, por el desinterés de autoridades y por el poco apoyo y difusión. El deporte engrandece y es una forma de salir adelante en situaciones no gratas de una persona, un estado y hasta un país.

Si quieres apoyar a este equipo puedes contactarlos en su página de Facebook o dejarnos un comentario para hacerte llegar los datos de contacto.

 

Avatar

Rene Funez

Licenciado en Ciencias de la Comunicación.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.