¿Los alfeñiques son realmente mexicanos?

Uno de los dulces mexicanos más tradicional es sin duda el alfeñique, pero, ¿es mexicano?

La palabra alfeñique viene del árabe “alfainid”, que se usaba para designar a la pasta de azúcar cocida y estirada en barras muy delgadas y retorcidas.

Antes de la llegada de los españoles, las culturas prehispánicas realizaban pequeñas figuras de amaranto, que mezclaban con mieles que extraían del maíz y del maguey. Estas figuras eran ofrecidas en tributo a sus muertos. Es de ahí de donde viene esta tradición de ofrenda.

Con la llegada de los españoles el cultivo y el consumo de esta planta se vio mermado, pues los conquistadores la consideraban “pagana”. Hay investigadores que consideran que fue una estrategia de guerra, pues esta planta la consumían los guerreros por toda la energía que les aportaba.

Después de que se integraran las dos culturas, ocurrió un sincretismo que permitió que la tradición prehispánica se “integrara” a la religión católica.

Al escasear el amaranto, los indígenas optaron por utilizar la caña de azúcar para poder fabricarlos, y fue así como se integró el azúcar a la fabricación de los alfeñiques, que con los siglos se han ido modificando, agregando colores, formas; hasta llegar a como hoy los conocemos.

En la actualidad, podemos ver que estos deliciosos dulces forman parte de nuestro imaginario como mexicanos, además que es una gran oportunidad de no dejar morir la historia de esta tradición, y así poder acercar a los más pequeños a nuestras costumbres.

Entonces, regresando a la pregunta acerca de que si los alfeñiques son mexicanos, la respuesta es sí, solo que se integraron a una cultura diferente para formar una nueva, pero en esencia los alfeñiques mantienen el alma de nuestras culturas ancestrales.

Rene Funez

Rene Funez

Licenciado en Ciencias de la Comunicación.

Tal vez te interese

function enqueue_files() { if ( is_singular('post') ) { } else { } }
.