La Ibero, nacida del corazón jesuita

Tanto la universidad como sus egresados, se han sabido ganar una muy buena reputación, principalmente en temas de derechos humanos.

De acuerdo al Archivo Histórico Municipal de la ciudad, en 1978, dirigida por los padres Jesuitas, la Universidad Iberoamericana fue fundada en León en las instalaciones del Instituto Lux hace alrededor de 40 años.

Después de su fundación, los Consejos del Patronato Educativo Loyola, entregaron a la universidad dos edificios más cuando ya se situaba en Libramiento norte: la Aula Magna y el Centro de Investigación Académica.

En 1993 adquirió equipo nuevo de cómputo y su hemeroteca estaba dotada por más de mil discos y ya había laboratorios, áreas administrativas y deportivas. En 1994 cumplió 15 años en el Bajío y medio siglo en el país como universidad.

Para ese tiempo la Ibero tenía una matrícula escolar de mil 555 alumnos, el 71 por ciento local y los demás foráneos, 14 licenciaturas y dos diplomados, uno de fotografía y otro de inglés ejecutivo.

Algunas de sus ofertas académicas han sido: sistemas de computación, Administración, Ciencias Sociales, Contaduría, Comercio Internacional, Mercadotecnia, Derecho, Arquitectura y Comunicación, por mencionar solo algunas.

A fines de 1993, 105 alumnos de Administración de Empresas presentaron la primera “Expo negocio” y en ese mismo tiempo se celebraron las “Primeras Jornadas de Nutrición Comunitaria” con temática especial en el Aula Magna y una serie de diplomados de Comunicación, así como foros a fin.

Ya para el 8 de septiembre del 2000, inició la “Casa Ibero” los Paraísos, con un nuevo proyecto de ampliación universitaria y hoy es una de las universidades más prestigiosas tanto del país como de León.

Hoy es una de las universidades más importantes no solo en el Bajío, sino a nivel internacional por los grados académicos que ha conseguido en materia de educación.

Tal vez te interese

function enqueue_files() { if ( is_singular('post') ) { } else { } }
.