Autoestima y sonrisa ¿Van de la mano?

Muchas son las opiniones referentes a la autoestima, creemos que simplemente es el valor que nos damos a nosotros mismos; buscando un concepto más especifico encontramos el siguiente: “La autoestima es un conjunto de percepciones, pensamientos, evaluaciones, sentimientos y tendencias de comportamiento dirigidas hacia nuestra persona, hacia nuestra manera de ser y hacia los rasgos de nuestro cuerpo y nuestro carácter”.

Entonces, si tantas son las vertientes que determinan la autoestima, ¿por qué la estigmatizamos tanto? Existen muchos grupos de personas que defienden el punto de aceptarte tal cual eres, emocional y físicamente, está otro grupo que puede que exagere en los cambios que se realizan a nivel físico para verse tal cual imaginan, pero hay un gran grupo de personas que consideramos que hacer uno que otro arreglo a lo que ya somos no lo vuelve vanidoso, sino más bien, reafirma la confianza que tenemos en nosotros mismos.

Muchos estudios revelan que la sonrisa es la respuesta automática a las emociones positivas ¿Te imaginas conseguir el trabajo de tus sueños y solo hacer una ligera mueca de felicidad?, ¿te imaginas finalmente comprar tu casa y que en la foto de celebración solo tus ojos expresen tu alegría mientras tapas tu boca con las manos?, ¿qué pensaría tu novio al pedirte matrimonio y que no puedas expresar una sonrisa amplia de emoción porque no estás conforme con la forma, la posición o el color de tus dientes? Puedo seguir con los ejemplos y puedes estar pensando «Yo no le doy importancia a eso», puede ser que no, como puede ser que trates de evitar pensar en esa situación. Por qué no imaginar una sonrisa hermosa, que además sea saludable y al mismo tiempo funcional.

Los tratamientos odontológicos en general empezaron para prevenir y tratar situaciones de salud bucal, con el pasar de los años se fueron especializando más en la estética y hoy en día abarcan todos los aspectos.

No debemos limitarnos o pensar que no es importante por lo menos hacer un chequeo anual, hacernos limpiezas cada 6 meses, cambiar restauraciones defectuosas, cambiar amalgamas (restauraciones metálicas) por resinas, iniciar un tratamiento de ortodoncia, verificar cómo vienen y si es necesario sacar nuestras muelas del juicio, evaluar y tratar el mal aliento, simplemente porque suena egocéntrico o vanidoso. La salud bucal es tan importante como nuestra salud general, piensa por un momento, todo o la mayoría de lo que entra a nuestro cuerpo y a nuestro sistema entra por la boca, ¿cierto? Estamos expuestos a infecciones, bacterias, fracturas, etcétera, entonces ¿por qué no darle la importancia adecuada?

Los ojos son la ventana del alma y la sonrisa la ventana del corazón… ¿Cómo está tu corazón?

No olvides visitar a tu dentista, si tienes alguna pregunta, puedes escribirme a mercedes@cimadental.com

Mercedes Sorondo

Mercedes Sorondo

Mercedes Sorondo estudió la Licenciatura en Odontología en la Universidad Santa María - Caracas, Venezuela Ced. Profesional 10380206 --- Instituto Mexicano de Ortodoncia Especialidad en Ortodoncia y Ortopedia Maxilofacial Ced. Especialista 10590805

Tal vez te interese

function enqueue_files() { if ( is_singular('post') ) { } else { } }
.