El Arco de la Calzada, envuelto en polémicas durante su construcción

El Arco de la Calzada fue creado en la principal entrada de León de aquellos años para defender la ciudad, sin embargo, aunque fue por una causa positiva, en su momento se convirtió en un dolor de cabeza para los gobernantes, pues se presentaron varios problemas para su construcción como la falta de recurso.

La situación provocó que la obra en proceso estuviera parada por muchos años, por lo que, en 1850, la Secretaria de Gobierno de Guanajuato, informó al Jefe político de León en turno, que el gobernador deseaba que se concluyera la Calzada lo más pronto posible.

Las autoridades de León contestaron que no podían continuar con los trabajos porque no contaban con recursos materiales necesarios, una situación que provocó estrés en el Municipio por no poder resolver la situación.

De acuerdo a información del Archivo Histórico Municipal de la ciudad, para 1853, luego de pagar unas deudas pendientes, se acordó en sesión que el libramiento (hoy bulevar) formara parte de la Calzada.

Tiempo después se pudo lograr con la terminación del puente y de la Calzada y embellecieron la ciudad con una vista agradable que quedaba en el oriente de la entrada y salida de León.

Con el paso del tiempo, incluso hasta años contemporáneos, la Calzada ha cambiado de diversas formas, se ha mejorado, pero siempre ha sido factor de polémica como ocurrió hace unos años con la administración priista.

Sin embargo, todo esto puede ser irrelevante, pues los leoneses siempre dejan el corazón y al alma ahí cuando ocurre un acontecimiento importante o gana en equipo de la ciudad.

Tal vez te interese

function enqueue_files() { if ( is_singular('post') ) { } else { } }
.