La Virgen de la Luz y su amor por León comenzó desde 1732

Aunque la Virgen de la Luz fue nombrada patrona de León el 23 de mayo de 1849, su historia comenzó desde su llegada en julio de 1732 y siempre ha sido protectora de los rayos, las inundaciones y la peste.

Hay dos historias que se cuentan sobre la llegada de Virgen a la ciudad que más adelante te vamos a contar, antes, te queremos hacer una breve descripción de la imagen que está la Catedral Metropolitana de León.

La imagen implica a María cargando al Niño Jesús en su brazo izquierdo, el niño tiene en la mano derecha un corazón y en la izquierda toma un corazón más de una canasta que carga un ángel que está de rodillas.

Además, la Virgen sostiene en su mano derecha un alma a punto de caer y también se aprecian dos ángeles sosteniendo una corona imperial sobre la Virgen, así como un trío de serafines a los pies de María.

De acuerdo al catolicismo, la Virgen de la Luz es una corriente mariana y su imagen original proviene de Sicilia. Según diferentes fuentes como el Archivo Histórico Municipal, se dice que el sacerdote Jesuita, Juan Antonio Genovesi, que residía en Palermo (Silicia), deseaba tener una imagen de la Virgen para llevarla en sus misiones y se la pedía con insistencia a la misma Virgen.

Algunos dicen que una religiosa, dijo que María se le había aparecido y manifestando su voluntad  pidió que se pintara en una imagen tal y como se había presentado.

La historia da para mucho que contar, lo importante es que ya estamos en las fiestas de mayo y como cada año, comienzan las celebraciones desde semanas antes con novenas de misas y rosarios, procesiones y misas.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.