El Viacrucis de El Calvario

Con más de 200 participantes entre piadosas, judíos y fariseos, organizadores del Viacrucis de El Calvario de León, dijeron ya estar listos para la representación y esperan a más de cuatro mil personas.

De acuerdo a Víctor Padilla Salazar, organizador del Viacrucis desde hace 45 años, los eventos comienzan desde el Jueves Santo con la misa a las seis de la tarde. Después se hace toda la representación de lo que es el lavatorio, la última cena y la velación del “señor” hasta las 12 de la noche.

Ya para el Viernes Santo la cita es a las 11 de la mañana, se hace la sentencia y de ahí parten a lo que es el Viacrucis con un recorrido por las calles de El Calvario y Barrio Arriba que se hará por segundo año consecutivo, entre ellas: la Évano, Ardillas, 16 de Septiembre, Insurgentes, África, Allende, 27 Septiembre y subida a El Calvario.

El organizador dijo que los preparativos los comenzaron desde el primer domingo de enero y que a la fecha los personajes ya están listos, pues, aunque trabajan, siempre se dan ese día para poder ensayar y que la representación quedé lo mejor posible.

“Los personajes ya están listos, lo que es Herodes, Pilatos, todos ya está listos, nomás ensayamos los domingos porque somos gente trabajadora, a las 4 de la tarde”, dijo.

Hacen una invitación a toda la población para que los acompañen y puedan disfrutar de uno de los Viacrucis –con casi 50 años de experiencia– más importantes de la ciudad y formar parte de la historia religiosa de León.

Vestuarios listos

Aunque José de Jesús Ramírez Estrada y Carlos Moreno González aparentemente tienen pocas cosas en común, los domingos se une por la misma razón, pues ambos son integrantes del viacrucis de El Calvario y lo hacen con fe y devoción.

José de Jesús sigue la tradición de su padre –hoy finado-, pues salía en la representación y esta vez cumplirá un año más en su papel de cinturón.

Carlos es diferente, pues a su corta edad ya tiene cuatro años saliendo y desde el pasado hace el papel de Pedro, hombre cercano a Jesús. “Soy la mano derecha de Jesús, el que lo sigue a todos lados, incluso, trata de defenderlo, soy seguidor de Jesús en la última cena y estoy con él en todo momento”, comentó.

Estudia la prepa y trabaja con su papá de pintor y el ensayo, al igual que José de Jesús lo deja domingos desde temprano hasta la noche. Ambos se dijeron listos para la participación del próximo Viernes Santo, pues ya están preparados tanto física como espiritualmente.

“Nos preparamos de forma física también porque el sol requiere un esfuerzo físico, no es fácil caminar con el solazo. Interiormente también nos tenemos que preparar, poner el corazón”, dijo Carlos.

Los dos ya tienen su vestuario y ya se saben lo que van a decir, por lo que sólo esperan la hora de su participación.

Tal vez te interese

function enqueue_files() { if ( is_singular('post') ) { } else { } }
.