Arrestan a turista en San Miguel  de Allende por negarse a usar mascarilla

Este sábado fue arrestado un turista por negarse a usar cubrebocas en vía pública en el municipio de San Miguel de Allende.

A pesar de que los Guardianes de Sana Distancia le entregaron 2 cubrebocas y apercibieron para que lo usara, elementos de la Secretaría de Seguridad arrestaron al turista por desacato a la autoridad.

Esta es la tercera detención realizada por no portar mascarilla, las otras dos detenciones ocurrieron  el 20 de julio Víctor ‘G’ y Paulina ‘H’ fueron exhortados a usar el cubrebocas y al rehusarse fueron remitidos a los separos preventivos por falta administrativa, imponiéndoles 12 horas de arresto y el pago de mil 500 pesos de multa.

Dichas acciones han sido ejecutadas en cumplimiento al Bando Municipal vigente desde el primero de mayo en San Miguel de Allende, sustentado en la Ley General de Salud, y que marca la obligatoriedad del uso de cubrebocas en vía pública, establecimientos y transporte urbano; como medida de atención, prevención y contención del COVID-19.

En suma, desde el 10 de julio el uso de cubrebocas es obligatorio en todo el estado, así lo marca el Periódico Oficial del Estado de Guanajuato.

Este sábado, a las 13: 23 horas, el visitante identificado como Bruno, quien se negó a dar sus datos personales completos así como su lugar de residencia, entró sin cubrebocas al primer cuadro de la ciudad; una vez que cruzó el arco sanitizante de la calle Diez de Sollano y Plaza Principal, se le recomendó usarlo; contestó que no traía.

Por ello, los Guardianes de Sana Distancia, integrado actualmente por estudiantes voluntarios de la UTSMA y personal del Consejo Turístico que son elementos de Protección Civil y de la Comisaría de Policía de la Secretaría de Seguridad Pública, le obsequiaron dos cubrebocas, pero Bruno mostraba actitud desafiante.

Por ello, los elementos de seguridad le insistieron en el responsable uso del cubrebocas ya que en San Miguel de Allende era obligatorio su uso y sobre todo por respeto a su salud y a la de los demás.

Ante la insistente actitud negativa del turista, el policía le explicó que el “desacato amerita llevarlo arrestado” a lo que Bruno contestó: “ps, lléveme”. En ese momento se activó el protocolo de detención que marca el Reglamento de Seguridad Pública y lo llevaron hasta el arco sanitario de Diez de Sollano y Plaza Principal para que a bordo de una patrulla lo presentaran a los separos municipales.

El Bando Municipal observa las siguientes sanciones: desde apercibimiento, hasta arresto por 36 horas y/o multa que será, dependiendo de la falta, a por 100 veces el valor diario de la Unidad de Medida de Actualización (UMA) -actualmente de 86.88 pesos-.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.