¿Cómo eran los banquetes en el siglo XV?

La palabra “banquete” viene del francés “banquet” que a su vez, tiene origen del italiano “banchetto” que hace referencia a los bancos de madera que rodeaban las larguísimas mesas en las que se reunían a comer la crema y nata de la sociedad del siglo XV.

Los banquetes de aquella época, como en los de ahora, se destacaban por ofrecer la mejor comida para que los invitados la disfrutaran. Los asistentes al banquete se colocaban de manera ordenada mas no libre, ya que se les acomodaba según su rango, colocando siempre a la persona más importante en el centro, como el rey, el anfitrión de la casa o al líder en el mejor y más iluminado lugar.

Los banquetes se realizaban en amplios salones o patios. La vajilla que se utilizaba era la mejor de la casa ya que los anfitriones exhibían como señal de poder, piezas de metales preciosos pero, curiosamente, había pocos cubiertos ya que se acostumbraba comer con las manos.

Entre los cubiertos que sí manejaban, normalmente se encontraban los grandes tenedores para trinchar la carne, pero preferían utilizar los dedos y los criados pasaban con recipientes entre plato y plato para que se lavaran las manos.

En las grandes mesas, había varias capas de manteles, que se iban extrayendo de los muebles a medida que avanzaba el servicio.

Los alimentos eran los protagonistas. La comida que se preparaba era siempre carne, pescado, postres de fruta seca y confites de fruta, que abrían y cerraban el menú, siempre de la mejor calidad y con una presentación espectacular, llegando a ser hasta esculturas.

Una característica que no faltaba en los banquetes eran los entremeses. Normalmente se servían gelatinas de carne o pescado o pasteles de carnes finas que se servían entre las danzas y espectáculos, en pequeños bocados para que los invitados que disfrutaban del espectáculo, pudieran comerlos sin dejar de mirar la representación. Curiosamente, con el tiempo, la propia representación se llamaría entremés.

Hoy en día, los banquetes que se ofrecen en los eventos sociales es de lo más importante ya que siempre se tratan de lucir en la calidad de los alimentos sea en un evento chico o grande. Un ejemplo de banquetes en gran magnitud, es Banquetes Poliforum. Este servicio en el recinto leonés tiene una cocina de última tecnología que atiende grandísimos eventos en todas las salas del recinto, ya que su cocina maestra se encuentra estratégicamente localizada en el centro del complejo.

A través de la cocina maestra, Banquetes Poliforum puede servir alimentos de 3 tiempos en eventos desde 5 a hasta 7,500 personas, garantizando la calidad en cada uno de los platillos y su sabor exquisito.

Puedes conocer más sobre sus servicios y preparar tu próximo evento dando clic aquí.

Tal vez te interese

function enqueue_files() { if ( is_singular('post') ) { } else { } }
.