La historia de las Guacamayas de León

¿Conoces la historia de la tradicional “Guacamaya” de nuestro Bonito León?

foto de internet
Caminando por la calle me encontré con unos libritos que venden en los puestos de periódicos por el centro histórico en el cual vienen algunas historias, leyendas y relatos de nuestra ciudad, bastante interesantes que aveces desconocemos, en uno de ellos me encontré la famosa historia de las Guacamayas y me encantaría compartirla con todos ustedes…
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); HISTORIA DE LA GUACAMAYA 
Varias son y han sido las rivalidades que mantienen las ciudades de Guanajuato y León, una de ellas es a causa de las “guacamayas” ese sabroso bocadillo que consiste sencillamente en un bolillo relleno de chicharrón (durito) aderezado con salsa de la llamada “pico de gallo” muy picosa y un chorrito de limón.
Aunque en efecto, como siempre ocurre con la preparación de los alimentos, las guacamayas han sufrido variantes y modalidades, pero éste principio básico hace la receta original de tan singular antojito típico de León. Don Paco Ornelas taxista leones de la tercera edad, nos cuenta cómo es que nacieron las guacamayas.
Comenta que allá por el año de 1952 o quizá, 1953, él era un jovencito que se juntaba con sus amigos para “echarle” (simplificación del término “echar o tomar vino”).  Se reunían por las tardes en la esquina de las calles Centenario y Luis Bravo, allí por donde se dividen el barrio de San Juan de Dios y San Miguel, donde vendía chicharrón un viejecito al que todos en León conocían como “Don Deme”, cuyo nombre era Demetrio Nájera. Este hombre tenía la tradición de freír duros, que en realidad no son chicharrones, aunque también son de cerdo y están fritos en manteca. La diferencia es que el duro no tiene carnosidad, ni pellejitos, ni gorditos; es el puro duro. 
Pues bien, don Deme vendía duritos con una salsa bien picosa, así no mas, una salsa de jitomate y cebolla picados, a la que le agregaba agua y chile de árbol molido. También, a veces le molía de esos chilitos “cola de rata”. //pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); -Aay en verdad que picaba y sentías que se te hinchaba la lengua-recuerda don Paco, quien continua con su relato -Allá íbamos Jorge “El perico”, Alberto “La Quintonila” y Juan, llevábamos tequila y refrescos y no sé a quién un día se le ocurrió comprar bolillos en el tendejón de cerca para aminorar un poco lo picoso de la salsa. 
Echar vino se convirtió en todo un ritual pues le dábamos la mordida al durito y luego le comíamos un poco al bolillo -Como cuando le das el trago al tequila y luego te enjuagas con refresco. Volviendo al relato, dijo don Paco – sin darnos cuenta empezamos a pedir el durito con salsa dentro del bolillo. Y ya no´más le decíamos a don Deme… “déme uno don Deme”. Mi amigo Juan era re´bueno pa´tragar chile. Nunca estaba conforme con lo picoso y siempre quería más, incluso se comía a mordidas las “colitas de rata”, un chile picosísimo, con el asombro de todos y el disgusto de don Deme, porque decía; me salen más caros los chiles que este re…donpedro se come que las guacamayas que me paga. Juan mientras más “tragaba chile” más duro le echaba al tequila y entonces le daba por hablar como loco. 
Un día que me hartó de tanta tontejada que estaba diciendo, y enchilado igual que él que hasta me zumbaron los oídos, sin pensarlo le grite; ¡YA CALLATE REDONPEDRO, PARECES GUACAMAYA! De ahí en adelante comenzaron a decir entre nosotros; nos vemos en las guacamayas, y como íbamos invitando a distintos cuates, de allí se fue propagando el nombre…. Y como nos veían haciendo tortas de duro con nuestros bolillos, pos`la gente empezó a pedirle al durero “ deme una guacamaya don Deme”.
//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sin lugar a dudas una tradición de la comida típica de León, algo que siempre disfrutamos a cualquier hora del día.
¡Benditas sean estas deliciosas Guacamayas!
bannerblg
Redacción

Redacción

Bonito León® nace con la finalidad de promover y difundir lo mejor y más relevante de nuestra ciudad. En nuestro sitio encontrarás los eventos, las costumbres, la gastronomía y la cultura de León. Las imágenes en nuestro sitio tienen la finalidad de ilustrar nuestras notas, si alguna de éstas te pertenece, por favor escríbenos.

Tal vez te interese

Hay 16 comentarios

  1. Avatar

    Este relato es un extracto de una reseña que publiqué con mi nombre en la revista Guanajuato en la cultura y el arte dedicada a León. En efecto, creo que la historia que me narró el taxista parte del imaginario social. El artículo es bastante más extenso y más lleno de fantasía. JOSÉ LUIS RANGEL

    Enviar
  2. Avatar

    bueno quizas esa sea su muy particular historia , los que realmente las nombraron y las popularizaron fueron los albañiles que se reunian en la plaza “de las vigas ” para esperar ser contratados para los colados , al no contar con dinero suficiente para comer pollo que vendian por la chuparrosa pos empezaron a decir bueno aunque sea una paloma , alguien dijo mas bien guacamaya pos te hace gritar de oicosa , y se le fue quedando asi. deben ser muchas mas historias que reafirmaron el nombre , aun asi ..estan sabrosisimas !

    Enviar
  3. Avatar

    Parece que muchos platillos y nombres populares son resultado de la casualidad y de la comunicación en un ambiente de diversión. Tal parece ser el caso de las Guacamayas o de Cantinflas (por citar dos ejemplos) También hay nombres que se dan por interpretaciones de un idioma a otro, como el caso del pan Birote de Guadalajara.

    Enviar
  4. Avatar

    En realidad no nacen en san Juan de dios, si no en el barrio arriba y si, se les ponía una salsa pico de gallo, doña toñita que tenia un par de aves llamadas huacamayas en la puerta de su casa donde al lado
    vendía un señor chicharrón duró y que los curtidores acostumbraban a comérselo en tortilla
    con esta salsa y chile serrano, alguno se le ocurrió ponerlo el bolillo en vez de taco y empezaron
    algunos a pedirlo de esta manera.
    Guacamayas porque? Se dise que ubicaban a este lugar por los pájaros que tenía doña toñita afuera de su casa y empezaron a decir, vamos a las tortas de duro en donde? Pues allí en donde están las huacamallas y la modalidad de ponerle mas variedad de salsas y duros es de cada persona.

    Enviar
  5. Avatar

    Cada vez que voy a León con la familia, lo primero que hacemos es llegar a las Guacamayas que venden en la calle La Paz, entre el Boulevar Adolfo López Mateos y Artes. No hay nada mejor que eso. Saludos León.

    Enviar
  6. Avatar

    La verdad nunca se sabrá por que, se llaman “guacamayas” yo tengo por ejemplo, la historia que me relato mi bisabuelo:
    En sus años mozos, mi abuelo y su familia tenian la costumbre de visitar un compi arbolado muy bonito y fresco donde no sólo convivían ellos si no también una gran parte de las familias leonesas. Lugar que hoy en día es conocido como “parque Hidalgo” en ese lugar, por su puesto con tanto árbol abundaban los loros “perico” a los cuales los habitantes de León también llamaban guacamayas,en aquel tiempo como es de suponerse había gente que vendia duros en ese campo arbolado y algunos empezaron a vender tortas de duro con la receta que la mayoría conocemos.
    Entonces se hizo costumbre decir vamos a “las guacamayas” y de ahí surgió el nombre.
    Aclaro que esta historia me fue contada a mi, por mi bisabuelo.

    Enviar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.