181 especies de aves habitan en la Sierra de Lobos

Ubicada en lo alto de los municipios de León, San Felipe, Ocampo y Silao, al noreste del estado de Guanajuato, Sierra de Lobos está envuelta de vegetación, bosques, 39 especies de reptiles, 34 de mamíferos y con un clima húmedo y subhúmedo y al menos cinco desfiladeros para pasar un agradable día familiar durante la primavera.

La distancia carretera a partir de León es de 35.8 kilómetros que se recorren en un promedio de 50 minutos, hay una serie de curvas constantes por lo que es necesario manejar alerta y de una manera responsable para garantizar el viaje, pues es una zona que en temporadas de lluvia puede ser peligrosa y que en invierno ha asombrado con su nieve.

Es conocida como Sierra de Lobos porque anteriormente estos animales habitaban el lugar, aunque por la población, casas de campo y hoteles que se fueron construyendo en el lugar se fueron ahuyentando, por ahora solo hay coyotes y animales como ardillas y murciélagos.

“En el área se encuentran distintos tipos de vegetación como el bosque de encino, bosque de encino-pino, chaparral, matorral subinerme y matorral espinoso, que cumplen con diversas funciones, como la regulación del flujo de agua hacia las partes bajas, la recarga de aguas subterráneas, la retención de suelo, la fijación de carbono y hábitat de fauna silvestre, entre otras.

Cuenta con una diversidad biológica importante, encontrándose 181 especies de aves, siendo algunas de ellas: Ana americana, Branta canadienses, Falco peregrinus (halcón peregrino) y Bubo virginianus (buho); 39 especies de reptiles: Crotalus aquilus, Kinosternon hirtipes y Sceloporus grammicus; 34 especies de mamíferos: Odocoileus virginianus (venado cola blanca), Sciurus oculatus (ardilla) y Leptonycteris nivalis (murciélago)”, se cita en la página del Instituto de Ecología de Gobierno del Estado.

En la zona también se pueden encontrar lugares de descanso, presas, ríos, múltiples caminos para hacer ejercicio como correr o ciclismo, además de arrancones en autos, pero, sobre todo, los desfiladeros que son los miradores para poder ver de manera panorámica la naturaleza de la sierra y hasta la ciudad a lo lejos.

Así es que si no te has dado una vuelta por Sierra de Lobos es momento de que puedas aprovechar y pasar un rico fin de semana con tu familia, o aprovechar ahora que está por llegar la Semana Santa para que salgas unos días de la ciudad y te envuelvas en la vegetación que te regala este lugar.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.