La historia del templo de Belén y sus leyendas

Algunas leyendas cuenta que durante la madrugada, las campanas del templo de Belén, ubicado en la calle Mérida de la colonia La Martinica, suenan, otras dicen que el padre fundador Idelfonso Portillo sale a la calle y te invita a escuchar misa y otra más dice que el mismo padre Portillo asustaba a los seminaristas de antaño.

¿Será real? No lo sabemos, lo cierto es que el templo está lleno de historia y hoy se encuentra en el corazón de nuestro Bonito León, en la zona turística más importante de la ciudad y te vamos a contar algunos datos importantes desde su fundación.

Para el año de 1877 existía una quinta a la que se le denominaría el nombre de “Belén”, ahí, se planeaba la construcción de un templo, por lo que en mayo de 1879 se puso la primera piedra y el 3 de mayo de 1885 comenzó su edificación.

Originalmente la iglesia se iba a llamar el Señor de la Salud, pero la familia Portillo, dueña de la quinta decidió ponerle el nombre de Belén.

Parte de la historia del templo va de la mano con el Seminario Conciliar de León, pues durante 60 años albergó en sus espaldas el plantel.

El templo que en la actualidad tiene más de 135 años, llamaba bastante la atención por sus numerosas imágenes de santos, de los cuales algunos fueron retirados por su extraña procedencia, pues la iglesia no los reconocía como tal.

En el templo, además de las misas, puedes disfrutar de sus áreas verdes y aunque es pequeño y un tanto escondido, decenas de familias leonesas llegan todos los domingos para la Eucaristía. 

El Templo de Belén no cuenta actualmente con ningún grupo apostólico debido a la zona comercial en la que está ubicado.

Los horarios de misa son únicamente los domingos 8:30 a.m. y 7:00 p.m. pertenece a la IV Zona Pastoral y al decanato San Sebastián. Pertenece a la parroquia de San Pío X.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.