¿Sabías que en 1800 se pedían documentos para poder entrar a León? ¡Aquí te contamos!

¿Sabías que hace muchos años, allá por el año de 1800, para ingresar a León tenían que portar una documentación legal?

Hoy le podemos llamar INE o licencia de manejo, pero la realidad es que eso de pedir documentación solo lo vemos en las fronteras y se trata de un pasaporte, sin embargo, allá por el siglo XIX, para ingresar a León la historia era otra y estaba todo perfectamente controlado.

Además, no solo se pedían papeles personales, sino que también para conducir los caballos en los que la gente se transportaba, según cuenta don Vicente González del Castillo en uno de sus relatos.

Y es que según lo documentado por el señor, “la garita” o frontera para entrar al pueblo de León se encontraba cruzando el Río de los Gómez.

Estaba custodiada por un celoso guardián del orden público que debía revisar los papeles y la carga de aquellos visitantes que pretendieran ingresar.

Incluso nos cuenta una historia donde una mañana cualquiera de agosto de 1816, el gendarme remitió a un par de jóvenes campesinos que venían montados sobre una bestia.

Con voz autoritaria les ordenó que le mostraran su licencia para montar caballos… “No la necesitamos”, dijeron los jóvenes; por lo que los reprendió a golpes con la macana en el piso.

Para poner un poco más de contexto, en febrero de 1812, el virrey don Xavier Venegas había expedido un bando en el que se ordenaba que para “andar a caballo” era de absoluta necesidad haber obtenido una licencia expedida por las autoridades civiles o por las militares.

El punto es que los jóvenes llegaron hasta el juez para ser sancionados, sin embargo, al argumentar que su caballo se trataba de una yegua, fueron puestos en libertad sin ser reprendidos.

Esta historia marcó la al pueblo de León y es una de tantas que suceden todos los días en este bello lugar.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.