Colonial, cultural y belleza arquitectónica

Lagos de Moreno, Jalisco, es hermoso, rústico, pintoresco, mágico… Es colonial, cultural, simplemente bello, es por eso que si no lo has visitado no dudes en hacerlo en la primera oportunidad para que pases unas vacaciones de agasajo.

Eso sí, como bien se recomienda en las páginas de internet de turismo, debes de recorrer el pueblo caminando por las calles del Centro, admirando sus coloridas fachadas y los templos como el de la parroquia principal, una de las más altas de todo México.

Puedes disfrutar de un rico y consentidor café en “Los Portales” o en alguno de los establecimientos que rodean al jardín principal, pasar a conocer el Palacio Municipal, el templo de las Capuchinas, el de la Merced o la Casa Agustín Rivera.

Ya que si el paseo es por la noche puedes ir a cenar en “La Viña”, “La Rinconada” o “el Mesón” y cerrarás con broche de oro tu visita.

En 1989 fue declarado Zona de Monumentos Histórico por el INAH y en el 2010 Patrimonio de la Humanidad por la UNSECO.

“La sensación que se siente cuando llegas y admiras estos señoriales monumentos y edificaciones es indescriptible, respiras un poco de la época de La Colonia, diversos lugares y actividades qué hacer”, se cita en internet.

Además, puedes visitar la parroquia de la Asunción, imponente lugar con Jesucristo Rey coronado con un penacho, relieves de colores, medallones y cantera de colores.

También la Escuela de Artes y Oficios, Edificio de cantera que tiene su origen en 1834 gracias al Presbítero Miguel Leandro Guerra, así es que ya sabes, no te lo puedes perder ¡Conócelo ya!

Y si necesitas hospedaje céntrico, el Hotel Lagos Inn está cerca de todas las atracciones turísticas y además cuenta con un restaurante en el que podrás desayunar, comer y cenar delicioso.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.