Increíble hallazgo de 150 templos en la Riviera Maya

Hace un par de semanas, a través del proyecto ‘Cenotes Urbanos’, fue hallado un altar maya en Playa de Carmen. La buena noticia es que este hallazgo, según el registro hecho por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, forma parte de 150 sitios arqueológicos encontrados en la Riviera Maya.

El hallazgo de altares en cuevas y cenotes es algo más común en la Península de Yucatán, según dio a conocer el responsable de inspección Enrique Terrones, y su colega José Antonio Reyes, ambos representantes del INAH en el estado de Quintana Roo.

Lo anterior se debe a que los mayas consideraban sagrados estos sitios, en los cuales pensaban que habitaban las divinidades del agua como Chaac y Ek Chuah. Debido a que gran parte del área de Playa del Carmen posee cuevas secas y semi inundadas, hay una gran cantidad de descubrimientos que van desde altares complejos, hasta sencillas ofrendas de cerámicas.

El Centro del INAH en Quintana Roo comenzó a trabajar en conjunto con el proyecto ‘Cenotes Urbanos de Playa del Carmen’ desde el 2019, iniciando la inspección de la Cueva del Templo. Según los resultados, la cueva fue ocupada como altar entre los años 1200 y 1500, fechas que corresponden con la mayoría de los altares encontrados.

Según los expertos, los artefactos encontrados corresponden al Posclásico Tardío, época de inestabilidad social y alimentaria en la región. Los mayas habrían acudido a estos accesos al mundo divino para pedir ayuda de sus deidades.
 

Sobre los templos mayas

Los centros ceremoniales de la cultura Maya crecieron para convertirse en verdaderas ciudades, dentro de ellas, se alzaban sublimemente los templos mayas, guardando un gran misterio.

Habitualmente se localizaban en la cima de las pirámides, por ser el lugar más cercano al cielo. Se caracterizaron por ser espacios oscuros que podían tener una o más habitaciones, donde los emperadores realizaban los rituales.
Estas ceremonias incluían heridas o perforaciones que los monarcas se hacían en las orejas, lengua e incluso en el pene, como una ofrenda a los dioses.

Estos templos fueron construidos por los mayas en alineación a la posición de astros como el Sol, la Luna y las estrellas, a manera de marcar los ciclos de las estaciones en el calendario maya.
La mayoría de ellos tenían una cresta en el techo, esculpida con representaciones de los gobernantes, y excediendo la altura de la selva, podían apreciarse desde largas distancias. El techo era soportado por gruesas paredes o arcos, decorados con detalles labrados en relieve.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.