Las charamuscas guanajuatenses

Guanajuato, está formado por 46 municipios, todos con historia, tradición y belleza, comenzando por su capital, la ciudad colonial de Guanajuato, Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Las tradiciones y costumbres más representativas del estado de Guanajuato están fuertemente ligadas a celebraciones religiosas de algún santo o patrono y también incluyen muchos platos gastronómicos representativos de la región.

La gastronomía guanajuatense ofrece una gran variedad de platillos y sabores. Uno de esos platillos, que más que comida fuerte es un dulce típico para disfrutar, son las “Charamuscas”, un delicioso dulce de mantequilla, piloncillo, sazonado muchas veces con coco o nuez.

Su verdadero origen es desconocido y como suele suceder con otros platos, varios estados se disputan su autoría.

Estas son un atractivo turístico, especialmente en los alrededores del Museo de las Momias, que se cree que comenzaron a elaborarse en la década de los 50.

Su color dorado y sus divertidas figuras de momia, personas y hasta animales, han convertido a las charamuscas en una tradición que muchos Estados del país han adoptado como propia, pero es en Guanajuato donde se les conoce como las originales.

Los ingredientes para elaborar las charamuscas no son muy difíciles de conseguir, el arte de hacer este dulce está en el saber manejarlo para hacer bien elaboradas y elegantes figuras como las hacen los guanajuatenses.

Las charamuscas son consideradas dulces artísticos, por ello, a quienes se dedican a este hermoso oficio se les considera todos unos artesanos.

A lo largo del tiempo la elaboración de este postre, sostén de muchas familias, se ha convertido en todo un símbolo que se ha adaptado a los cambios que ha tenido nuestro país, además de ser una compra obligada para los que visitan Guanajuato.

No olvides llevarte unas a casa en tu próxima visita.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.