Connect with us

Historia de la Semana

Los colores del Panteón San Nicolás

Publicado

el

Cuando entras sientes el aire fresco de los pinos y el sonido característico de estos árboles. Los pájaros cantan, pero no son cantos alegres, son como de melancolía, de tristeza. Hay caravanas, incluso varias al mismo tiempo. Entre el llanto, la música, todo se vuelve algo lleno de misterio, que a la vez asusta, pero también atrae. Es el Panteón de San Nicolás, creado para dar descanso a los muertos de las pestes y epidemias, pero que hoy es el recinto donde están miles de leoneses.

Mientras recorremos el cementerio en las primeras secciones se encuentran dos grupos de personas despidiendo a sus seres queridos. De fondo se escucha la banda que alterna con el mariachi. Mi querido viejo era la voz de quienes al parecer perdieron a su padre. Cruz de olvido sonaba con la potente voz del mariachi que peleaba con el llanto de los dolientes.

Las esculturas parecen observar sigilosamente lo que pasa, pequeños guardianes del silencio. “Te extrañamos tanto querida abuela”, se lee en las criptas. “Te fuiste muy pronto”, se alcanza a ver en otras. “Con amor, tu esposa”, resalta a la vista.

Hay tumbas cuarteadas en la zona más antigua. En un rincón yacen las coronas y arreglos florales totalmente secos. Un amarillo que da tristeza y te hace recordar a quienes perdiste. Los palomos abundan. Durante este recorrido también recordamos la gran historia de este lugar, te la compartimos.

Este cementerio es el más antiguo de los nuevos panteones, construido para tratar de mermar la saturación de cuerpos en otros panteones, los cuales aumentaban a causa de las epidemias que azotaron la ciudad de forma casi consecutiva. Don Francisco Urteaga fue el donador de los terrenos para que se construyera el panteón San Nicolás en 1833, donde previamente era una hacienda y que paradójicamente fue Don Francisco el primero en ser sepultado ahí luego de fallecer de cólera.

En 1892 se comenzó a construir el Nuevo Panteón San Nicolás y dos años más tarde volvió a quedar lleno, por lo que el Jefe Político de León, Luis Long, comenzó a buscar nuevos espacios con lo que se ampliaría 35 mil metros cuadrados y en los dos años siguientes se sepultaron cuatro mil cadáveres más, según las cifras oficiales.

Sin embargo, enfermedades como la tifo siguieron agobiando a la ciudad con mayor fuerza en 1916 y ambos panteones siguieron abiertos para cubrir las necesidades de la gente hasta los años 40. Para 1951 el antiguo panteón quedó sustituido por lo que hoy se conoce como la primaria J. Jesús González, mientras que el nuevo es el que hoy conocemos como el panteón San Nicolás, el más viejo de León.

 

En el Panteón de San Nicolás se encuentran tumbas de personajes ilustres de la ciudad, así como de personas que tienen historias impresionantes detrás. Por ejemplo, yacen los restos de Cecil Louis Long, arquitecto, relojero e inventor británico que dejó un gran aporte a la ciudad en todas sus construcciones.

También se encuentra la tumba de “La Madre Mártir Leonesa», que se dice se aventó al fuego para salvar a su hijo, lo que le costó la vida. Una de las tumbas más impresionantes es la de Phillip A. Frausto, quien falleció  en la 2da Guerra Mundial. En este lugar se rinde tributo con una tumba a los mártires del 2 de enero, que es una de las más visitadas.

Estas historias salen a la luz cada año gracias al Instituto Cultural de León y la administración del mismo cementerio, que vuelven este camposanto un foro escénico para el Festival de la Muerte que usa como escenario las tumbas de San Nicolás para sacar a flote las historias de quienes descansan aquí.

El Panteón de San Nicolás se ha convertido en un lugar icónico de la ciudad, pues pasar por ahí y ver sus hermosos murales con motivos del Día de Muertos, todos hechos por artistas mexicanos. Las catrinas, las velas, el papel picado de tamaño macro realzan nuestras tradiciones que tal vez para nosotros sea algo “común”, pero en el exterior causanasombro y respeto.

Al término de nuestra visita, algo que nos llamó la atención fue los bolardos que se encuentran en diferentes partes del panteón, ¿serán los que la administración de Bárbara Botello puso en el Centro Histórico?

Continuar leyendo
1 Comentario

1 Comment

  1. CARMELO JUAREZ

    21 de octubre de 2019 at 12:36 pm

    SOLO UN COMENTARIO , HAY UN TIPO AHI AFUERA DEL PANTEON QUE SI NO PASAS EL CARRO AL ESTACIONAMIENTO TE DICE A HASTA DE LO QUE TE VAS A MORIR YA LO REPORTE A PRESIDENCIA PERO YA SABEN , LO QUE ME DIJERON ES QUE VAYA A CONCILIACION, LO QUE YO ME PREGUNTO QUE VOY A HACER AHI ?? LO QUE DEBE HACER EL QUE ESTE A CARGO DE LOS PANTEONES ES PONER ORDEN , LOS VENDEDORES DICEN QUE ES PARIENTE DE LAS SEÑORAS QUE VENDEN FLORES, Y SI , ME TOCO LIDIAR CON EL , CUANDO SALI LO TENIAN ENCERRADO , ANDABA DROGADO , APESTABA A PEGAMENTO , LASTIMA QUE NADIE SE PREOCUPE POR PONER ORDEN . ME HACE DUDAR . SERA PARIENTE DE ALGUN POLITICO . ???? DIGO SI HACE ESO Y NADIE LO PONE EN SU LUGAR QUIERE DECIR QUE ALGO HAY . COMO SIEMPRE LOS POLITICOS AL SERVICIO DE LA PODREDUMBRE .

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Historia de la Semana

La pequeña Polonia de León

Publicado

on

Han pasado más de 75 años de la llegada de las migraciones de refugiados polacos a México, específicamente a Santa Rosa, en la ciudad de León; es por ello que te compartimos la historia de este hecho histórico en nuestra ciudad.

La Segunda Guerra Mundial estalló un viernes primero de septiembre luego de que las tropas Nazis invadieran a Polonia y posteriormente Rusia. El gobierno de Polonia negoció la salida de grupos de refugiados, compuestos principalmente de ancianos, mujeres y niños huérfanos; después del rechazo de varios países en acoger a estos grupos, fue el gobierno de Manuel Ávila Camacho, quien anunció el acuerdo para refugiar a 1,500 polacos en México.

Fue el primero de julio de 1943, cuando a nuestra ciudad llegó el primer grupo integrado por 706 personas, quienes fueron recibidos en la Escuela Granja, ubicada en lo que fue el Instituto Lux, hoy Forum Cultural Guanajuato. El segundo grupo, integrado por 726 personas llegó después y ambos grupos fueron llevados a Santa Rosa el 2 de noviembre de ese año.

Este acuerdo de acogida fue una colaboración de los gobiernos de Estados Unidos, Inglaterra, Polonia y por supuesto México, que sería la tierra encargada de brindarles una nueva vida a los refugiados, en este pacto se había establecido la ayuda económica de diferentes asociaciones estadounidenses, pero por los retrasos de las mismas, las condiciones de vivienda los primeros años de refugio se tornaron difíciles para los polacos.

«Yo me llamo Valentina Grycuk Bronicka y nací en una pequeña ciudad llamada Novogrudk, misma que ahora pertenece a Bielorrusia (…).

Una noche de febrero llegaron los soldados y les dijeron a mis padres: les damos una hora para que recojan lo que puedan y se vayan (…). Los rusos nos llevaron a Siberia (…). Cuando llegamos, ahí mi madre, que estaba embarazada, resbaló en el hielo y eso le provocó una hemorragia; en una carretita la llevaron del campo de concentración donde estábamos al pueblo más cercano, pero se congeló y murió.

Después a mi padre se lo llevó el ejército ruso (…). Se instaló en un barco como cocinero. Ahí nos separamos. No lo volví a ver hasta treinta y cinco años después. Salimos de Siberia a la ciudad de Karachi (Pakistán) en tren (…) estuvimos como nueve meses en una playa, en casas de campaña. Había muchos niños solitos completamente. De Karachi nos llevaron a la India.

Recuerdo muy bien cuando veníamos en tren, después de desembarcar en Los Ángeles, California; al entrar por la frontera de Ciudad Juárez, a mí se me hacía tan bonito todo, venía muy contenta, pero cuando llegamos a León, ¡fue tan bonito! Nos recibieron con flores y mariachis, había mucha gente, era como un día de fiesta. Asustada me preguntaba: ¿Por qué tanta gente? Fue un recibimiento maravilloso, la gente muy cálida», León, cinco siglos contra viento y marea, Mariano González Leal.


Este asentamiento llegó a tener 397 cuartos; un hospital con salas para mujeres, niños y hombres; un pabellón para enfermos contagiosos, un dispensario, dos salas de consulta, una botica, un gabinete dental, cámara mortuoria, una capilla y un pequeño mercado. Había tres casas de baños con regaderas, 92 lavabos, lavaderos con 50 piletas, un teatro, cinco talleres, una panadería, 16 cuartos para oficinas de la administración y una biblioteca. Es importante recalcar que todo el mantenimiento de la hacienda estuvo en manos de Estados Unidos y las organizaciones de ayuda polacas y judías.

Una de las construcciones más importantes era el orfanato, que estaba compuesto por 15 dormitorios, una sala de recreo, habitaciones para monjas y maestras, una enfermería, almacenes e instalaciones sanitarias. En este lugar se buscó ayudar a los niños a superar los horrores de la guerra y confiar en las personas; gracias a este proyecto se les regresó la sonrisa a estos pequeños.


Las intenciones del gobierno y de los mismos refugiados era que al término de la guerra volvieran a Polonia, por lo que se debía mantener viva la identidad nacional, y esto se logró con la educación, pues se mantuvo el modelo educativo de Polonia.

Para noviembre de 1943 había mil cuatrocientos treinta y cuatro refugiados polacos, quienes en su gran mayoría vivían en lo que conocía como “Polonia la chica”. En este lugar tenían una iglesia, un molino adaptado como escuela, un orfanato y un mercado; era una pequeña ciudad para esta comunidad. En 1946 con la llegada de Miguel Alemán, se les dio permiso de trabajar, y fue así como la integración de los leoneses y polacos se dio de forma más intensa; pues aumentaron las uniones matrimoniales entre mexicanos y polacos, se organizaban excursiones para conocer el Estado, además de que se organizaban festivales para conocer la cultura polaca.

“Estas personas se salvaron de morir en una guerra en la que perecieron 38 millones de personas en Europa, entre ellas 6 millones de judíos, 20 millones de soviéticos, 4 millones de polacos y 1.7 millones de yugoslavos”, “La Pequeña Polonia” en México: historia de refugio y hospitalidad (1943-1947) Celia Zack de Zukerman  Gloria Celia Carreño A.

El campo de Santa Rosa fue liquidado oficialmente el 31 de diciembre de 1946, muchos refugiados partieron a Estados Unidos y Canadá, otros regresaron a Polonia, y otra parte permaneció en México, donde formaron su familia; que en su mayoría se mudaron a la Ciudad de México.


Esta historia refleja la muerte y destrucción que la guerra ha dejado siempre, pero que gracias al acogimiento de la ciudad estas personas lograron sobrevivir y creer nuevamente en la humanidad; a los niños se les regresó la esperanza y se les brindó un espacio en el que pudieran ser justamente niños. Seguramente faltarán muchos datos e historias de estos hechos, pero sin duda el punto central es como la hermandad y solidaridad puede cambiar vidas.

¿Conoces datos o historias acerca de los refugiados polacos?, si es así, compártela.

Continue Reading

Historia de la Semana

Yo, vencí al cáncer

Publicado

on

En nuestro Bonito León existe un sin fin de historias de vida que nos hacen darnos cuenta de la importancia de vivir el ahora, nuestro presente; muchas de esas historias vienen de personas que han librado batallas gigantes, como es el caso de quienes han padecido cáncer.

Tuvimos la gran oportunidad de platicar con varias mujeres de la Fundación CANVIES León, que se han enfrentado a esta terrible enfermedad; algunas de ellas lo padecieron, y otras acompañaron a un familiar o un hijo en esta lucha.

SAN JUANA GÓMEZ OLMEDO / JUNTAS EN LA BATALLA


San Juana Gómez Olmedo, radica en la Col. Obrera de nuestra ciudad. Hace 6 años le detectaron cáncer de mama a través de una mastografía, después de recibir diagnósticos equivocados por parte de diferentes médicos.

Tras un largo tratamiento de quimioterapias, radioterapias y cirugías, logró vencer el cáncer de mama; después de un año de haber vencido ese cáncer, le fue diagnosticado cáncer de riñón, por lo que se le fue retirado, para así vencer el cáncer por segunda ocasión. Pero esta guerrera, se vería nuevamente la cara contra esta enfermedad, al serle detectada metástasis el hueso de una de sus piernas; el procedimiento para poder vencer nuevamente al cáncer fue la amputación de la extremidad.

“Nunca pensé en rendirme… ahora disfruto mucho más la vida. Pienso que hermosa es la naturaleza. Es muy bonita la noche”

En esta lucha nunca estuvo sola, pues a su hermana también le fue diagnosticado cáncer de mama. “Por qué a ella, le preguntaba a Dios; conmigo es suficiente. Cuando le detectaron cáncer me derrumbé. Pensaba en mi familia, en mi mamá”.

Actualmente San Juana y su hermana se encuentran estables y en revisión constante para no ceder ningún paso a este enemigo silencioso.
― ¿Qué piensas cuando escuchas la palabra cáncer?
― Pienso en vida. Esta enfermedad me ha ayudado a aprender a vivir.

El sueño de San Juana es volver a caminar.

ROSALINDA URBINA / AMOR INCONDICIONAL

Hace 3 años que Roberto Carlos, hijo de Rosalinda se encuentra en una silla de ruedas, después de que adquiriera una bacteria que hasta el día de hoy ningún médico le ha podido decir qué es.

El próximo lunes 16 de octubre, será sometido a una cirugía en la que se colocará una prótesis de cadera, con la que aseguran los médicos, podrá ponerse de pie nuevamente. La cirugía será realizada en el Hospital General de Guanajuato, pero para Rosalinda la dificultad de poder trasladarlo de regreso a su casa es una situación difícil pues no cuentan con el apoyo de una ambulancia o transporte particular.
― ¿Cómo está Roberto Carlos actualmente?
― Muy animado, me dice, “mamá yo me quiero operar. Me quiero curar”

OFELIA SOLÍSMO/ AMO LA VIDA 

Ofelia vive en la Col. Chapalita. En el 2015 le fue detectado cáncer y tras el tratamiento oportuno y el apoyo de toda su familia y la Fundación CANVIES, logró vencerlo. Actualmente se encuentra en revisión para cuidar que el cáncer no regrese.

En su familia ya había antecedentes de esta enfermedad, “varias personas de mi familia ya habían padecido esta enfermedad, por ello me sentí muy acompañada”, nos comenta.
― ¿Qué es lo que queda de cuando le fue diagnosticado el cáncer, hasta el día de hoy?
― Quedan cicatrices por las cirugías, dolores por las quimioterapias; pero, aun así, amo la vida.

DOLORES RÁBAGO / EL AMOR COMO ANTÍDOTO

A Dolores le fue diagnosticado cáncer de colon hace 7 años, y llegó a la fundación gracias a una trabajadora social que la canalizó.

“Aquí llegué muriéndome”, nos comenta Dolores, pues diversas instituciones médicas le dijeron que ya no podían tratarla. Por el tratamiento y las afectaciones que tuvo en el estómago, derivadas de la radioterapia, se le retiró parte de los intestinos.

Actualmente, y después de que se pensara que no había posibilidades para ella, Dolores a podido salir adelante.
― ¿Cómo la apoyó CANVIES?
― Con insumos de medicamento, pero sobretodo, con amor. Cuando llegas hay besos, abrazos; te dan mucho ánimo y fortaleza.

IRMA MEDINA / TEJIENDO LA VIDA

A Irma le fue detectado cáncer en el cuello de la matriz hace 2 años, después de recurrir al papa Nicolau. Su llegada a la fundación se dio después de que la maestra Ma. Teresa Aguazul, la viera muy decaída y la canalizara a la fundación. Comenzó su procedimiento y para combatir radicalmente al cáncer, le fue extraída la matriz y se sometió a tratamiento de quimioterapia.

Actualmente Irma se encuentra en revisión, donde acude periódicamente con un especialista para revisar el cáncer no regrese.

Para ayudarse económicamente, junto con todas las demás guerreras de la fundación, se dedican a la elaboración de llaveros, los cuales comercializan en bazares y donde se les de el espacio.

TERESA RAMÍREZ / ABRAZAR EL ALMA

“Fui al médico porque sentía un dolor en la espalda, resultó que no tenía nada. Una enfermera me insistió que me hiciera una mamografía y era cáncer”, nos comentó Teresa.

A Teresa le detectaron cáncer de mama el 27 de febrero de este año, y es una de las nuevas integrantes de este grupo de guerreras. Recuerda que la noticia fue como un balde de agua fría, “me la pasé tirada 3 días en un sillón”, nos relata.

Teresa sentía que se había terminado su vida, preparó su testamento y sintió que le acababa la vida, “quería luchar por vivir, pero sabía que podía morir”.

Después de los análisis pertinentes, a Teresa le fue diagnosticado un quiste canceroso muy agresivo, por lo que a sólo dos días del diagnóstico le fue programada una cirugía, “todo fue muy rápido, tuve que hablar con mi familia. Todo el proceso lo estaba viviendo sola. Nunca hagan eso, platíquenlo con su familia”.

Después de vivir un proceso muy doloroso de manera solitaria, recibió el apoyo de toda su familia. Recuerda que el día de su cirugía estaba toda su familia afuera del quirófano esperando cualquier avance. Para Teresa, una de las situaciones que no ayudan a la detección oportuna del cáncer de mama, es que la mujer se deja para luego, “la casa limpia, la comida siempre a la hora, todo muy bien; pero nos olvidamos de nosotras, nos dejamos para luego”.

Cuando estaba a punto de rendirse, Teresa llegó CANVIES y vio como había más personas como ella que había vivido lo mismo, sentido lo mismo, y vivió que como ellas, también podía salir adelante.
― ¿Cuál es tu motor?
― Mis hijos, quiero verlos realizados.

Su sueño es poder echar a andar una casa de apoyo a las mujeres que sufren de violencia familiar.

ANA SOFÍA Y SOFÍA / LA UNIÓN HACE LA FUERZA

Ana Sofía es madre Sofía, una pequeña niña que ha demostrado que la grandeza no se mide en años. Sofía fue diagnosticada con leucemia el 4 de marzo del 2014, a la edad de 5 años y medio, después de enfermar repetidamente y presentar cansancio.

Ana Sofía recuerda tener una conversación muy franca con su hija, donde le explicó lo que es el cáncer y cómo se enfrentarían a un procedimiento largo.

“Nunca lloró en una quimioterapia, fue muy fuerte. Me decía que tenía que ser fuerte para poder salir adelante”, nos relata Ana Sofía. Después de 3 años y 3 meses de quimioterapias, venció el cáncer el mes de abril de este año, “todos estábamos felices, la familia, la fundación. Todo estábamos muy felices”.

Sofía ha podido regresar a la escuela y retomar su vida normal después de demostrarles a todos que puede librar cualquier batalla.

Todas estas mujeres tienen algo en común, no se han dado por vencidas y han salido adelante de una enfermedad que ya no es sinónimo de muerte. Recuerda que la autoexploración es muy importante para poder detectar de manera oportuna la presencia de algo extraño.

Si te interesa conocer esta fundación y apoyarlos; te compartimos su contacto.
Tel. 771 45 90
Blvd. Mariano Escobedo 4502 L 19-20 Col. San Isidro de Jerez
[email protected] [email protected]
Facebook Fundación Cáncer Vida y Esperanza A.C.

Continue Reading

Historia de la Semana

León contra el cáncer de mama

Publicado

on

Octubre es el mes de la lucha contra el cáncer de mama, una enfermedad que todos los días arranca a mujeres de sus familias, y que con prevención y detección oportuna, puede llegar a ser curable. Por lo anterior, nos sumamos a la causa y compartimos con ustedes información importante respecto al tema. Estar informado es una de las principales formas de prevención.

El cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo. 1 de cada 6 en el mundo y es en las mujeres donde se da el mayor número de muertes es por cáncer de mama, seguido por el cáncer de pulmón, el colorrectal, el cervicouterino y el de estómago.

En nuestros país, el cáncer es la tercera causa de muerte, con una tasa de mortalidad de 65.6 por cada 100 mil habitantes, además, representa el 12% del total de fallecimientos en México, con cerca de 80 mil al año. El cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer en la mujer y en el 2015 ocasionó la muerte de 6 mil 252 defunciones por cáncer de mama, teniendo una tasa de mortalidad de 18 por cada 100 mil mujeres de 25 años y más. En nuestro Estado la incidencia es de 11.98 por 100 mil mujeres.

Como leíste hasta este momento, se trata de un problema serio, la tasa de mortalidad es elevada, pues el 90% de las detecciones se dan en una etapa avanzada, pero no te asustes, si el cáncer de mama se detecta de forma temprana puede ser curable.

FACTORES DE RIESGO

Si bien el cáncer no es predecible, sí existen factores de riesgo. Estos son:

  • Antecedentes de un familiar con cáncer de mama
  • Tener 40 años o más
  • Tener la primera menstruación antes de los 12 años
  • Usar anticonceptivos hormonales por más de 5 años
  • Tener el primer hijo después de los 30 años
  • No haber tenido hijos
  • Tener la última menstruación después de los 52 años
  • Tomar hormonas para la menopausia
  • Obesidad
  • Alimentación rica en carbohidratos y baja en fibra
  • Dieta rica en grasas tanto animales como ácidos grasos trans
  • Obesidad, principalmente en la postmenopausia
  • Sedentarismo
  • Consumo de alcohol mayor a 15 ml al día
  • Tabaquismo

DIAGNÓSTICO

La mastografía es la forma más eficaz de detectar el cáncer de mama, pero desde tu casa puedes estar en continuo monitoreo a través de la autoexploración. Te compartimos la forma en la que se hace:


Es recomendable que las mujeres mayores de 25 años toquen sus mamas después de menstruar, si después de la autoexploración detectas algo extraño, es tiempo de ir con el médico para realizar los estudios pertinentes.

Uno de estos estudios es la Mastografía, es decir, un estudio de rayos “X” recomendado a mujeres de 40 a 69 años de edad, con o sin signos; tiene como propósito detectar anormalidades que no se pueden percibir por la observación o el tacto.

La mastografía es muy recomendada a mujeres mayores de 50 años y a las menores de 50 que tengan sospechas de cáncer.

FUNDACIONES EN LEÓN

En nuestra ciudad, existen distintas asociaciones que apoyan a las mujeres que padecen esta enfermedad. Te invitamos a conocerlas y compartir la información con quién la pueda necesitar.

Fundación CANVIES
Esta Organización No Gubernamental se instituyó el 18 de Julio de 2002 por Rosendo García Padilla sobreviviente de cáncer.

Esta organización ha podido ayudar a personas enfermas de cáncer de bajos recursos económicos que en muchas ocasiones, no cuentan con el apoyo de alguna institución salud que les brinde apoyo en su tratamiento. CANVIES apoya a mujeres que padecen cáncer de mama con prótesis, sostenes, despensas, apoyo psicológico, pelucas, medicamentos y hasta con la reconstrucción. Además también tienen terapias alternativas, como lo son la tanatología, la nutrición, homeopatía y reiki.

Blvd. Mariano Escobedo 4502 L -20 Col. San Isidro de Jerez
León (Guanajuato)
771 45 90
[email protected]

INSTITUTO MUNICIPAL DE LAS MUEJRES
El Instituto de la mujer tiene un programa permanente de charlas y talleres para la detección oportuna del cáncer de mama.
Para facilitar la atención a todas las mujeres, en los Centros de Salud del municipio se encuentra personal capacitado para poder brindar atención oportuna a quienes así lo requieran.

Para información más detallada te puedes comunicar al Instituto de la Mujer al número 477 712 2929, o a Salud Municipal, al número 477 1467350 extensión 4.

REBICAM GUANAJUATO
Es la primer asociación en Guanajuato que reconstruye el seno a mujeres de escasos recursos que perdieron el seno por el cáncer de mama. REBICAM GUANAJUATO es un grupo multidisciplinario conformado por cirujanos plásticos, oncólogos, nutriólogos, anestesiólogos, psicólogos, enfermeras y diferentes sectores de la sociedad, con el objetivo de ayudar y mejorar la calidad de vida de mujeres que vencieron al cáncer de mama.

Para mayor información te compartimos su contacto:
Tel. 4131582919
https://www.facebook.com/RebicamGuanajuato/
[email protected]

Recuerda que el cáncer de mama es curable si se detecta a tiempo. Los 365 días del año, ésta es una lucha de todos.

Continue Reading







Trending

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com