Hospital Psiquiátrico de León, la Granja de Recuperación construida por sus pacientes

A 74 años de su fundación aún sigue habiendo mucho estigma sobre las enfermedades mentales, sin embargo, en el ámbito de salud mental sí ha habido un gran avance, pues además de que ya no se usan las camisas de fuerza como en los años 50, han mejorado en terapias y medicamentos.

La “Granja de Recuperación para Enfermos Mentales San Pedro del Monte” tuvo su origen en 1945, aunque hoy se le llama Centro de Atención Integral a la Salud Mental (CAISAME), mejor conocido como el Hospital Psiquiátrico de San Pedro del Monte de León.

De acuerdo a información del Archivo Histórico Municipal de León, fue el doctor Ángel Ortiz Escudero, psiquiatra del manicomio de La Castañeda de la Ciudad de México, quien llegó a León para desarrollar un proyecto de origen europeo que pretendía obtener la rehabilitación de los enfermos mentales mediante el trabajo de campo.

En esa época solo existían 8 manicomios en el país, y en ese mismo año, por decreto presidencial, nació dicho hospital bajo la denominación la “Granja de Recuperación de Enfermos Mentales Pacífico”, en el casco de la Hacienda San Pedro del Monte, aledaña a la ciudad.

Disponía de un área de 92 hectáreas, de las cuales 85 eran cultivables, mediante recursos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del gobierno federal.

Fue el doctor Escudero quien habilitó e inició el proyecto de la granja con 259 pacientes que provenían del manicomio de La Castañeda y para su recuperación se les implementaban trabajos de campo y agropecuarios para poder subsistir.

Los enfermos construyeron caminos, levantaron bardas, paredes y techos, criaron vacas, cerdos, pollos, cultivaron la tierra de donde se obtenían legumbres que después eran vendidas.

Foto: Es lo cotidiano

El personal auxiliar llamados “terapistas” eran campesinos y cuya labor consistía en vigilar y enseñar a los pacientes las labores de campo.

Durante mucho tiempo funcionó de forma adecuada, pero gradualmente surgieron situaciones que terminaron con la separación del doctor Ortiz Escudero y en su lugar fue nombrado el doctor Sosa, médico militar que modificó radicalmente el funcionamiento de la institución.

Eliminó las actividades laborales de los pacientes y decidió confinarlos y con la decisión se registró un deterioro físico y mental de los pacientes. También quitó las actividades agrícolas y eso pegó a la economía de la institución, por lo que se le separó del cargo.

Después, varios directores que tomaron el mando intentaron que la granja siguiera funcionado pero no lo lograron, por lo que se decidió cerrarse.

En 1992, el modelo de granja de recuperación desapareció en San Pedro del Monte para ser nombrado como Hospital Psiquiátrico de León y hoy atiende en promedio al año a 22 mil pacientes.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.