La historia de la fundación de León

Antes de que León fuera la ciudad que es hoy en día con más de un millón 600 mil habitantes y polígonos que casi se avecinan a otros municipios como Silao, incluso, a los de Jalisco como Lagos de Moreno -pues no falta mucho para su expansión- primero fue un Valle de Señora, luego una Villa, hasta que se le dio nombre de ciudad y creció tanto como la conocemos hoy.

Celebramos un año más de su fundación y motivados por su aniversario te vamos a contar un poco de dónde viene y cómo nació.

Resulta que según la historia, los leoneses de esa época, cansados por la guerra chichimeca que les parecía interminable, acudieron con la autoridad virreinal para solicitar el establecimiento de una ciudad como se acostumbraba en otros lugares de la región.

De acuerdo a información del Archivo Histórico Municipal de León, el virrey de la Nueva España, don Martín Enríquez de Almanza, que fundaba pueblos, accedió a la petición, para evitar daños a las personas y a las minas de Guanajuato y Comanja.

Y fue el 12 de diciembre de 1575, cuando otorgó su mandato para que se fundara en el Valle de Señora una ciudad o una Villa, pero todo dependía del número de vecinos que se juntaran, tenían que ser 100 por lo menos con 10 años viviendo en el lugar, y se dispuso que se llamara León por el origen del lugar denominado en la península ibérica.

El virrey dictó disposiciones para formar un cabildo y marcó límites y jurisdicciones, así como criterios para la impartición de justicia y la fundación se llevó a cabo el viernes 20 de enero, día del Señor San Sebastián, de 1576.

Y así fue como nació tu Bonito León, Guanajuato, que tanto ha dado al cuero y al calzado y este año festeja uno más de existencia.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.