Cuando ‘Chucho el roto’ pasó por León

Jesús Arriaga, mejor conocido como “Chucho el Roto” fue un legendario bandido mexicano que atormentaba los bolsillos de la gente adinerada y alimentaba las bocas de los más pobres en la época del porfiriato.

Este Robin Hood mexicano le dio la vuelta a la república burlándose y escapándose de la autoridad para hacer sus hazañas.

Cuentan que León no fue la excepción y que un 23 de julio de 1883 llegó un telegrama desde la ciudad de México a las autoridades locales advirtiendo que el célebre malhechor se encontraba en la ciudad o estaba por llegar, acompañado de su colega Maclovio Escalante.

Al día siguiente fue llamado apresuradamente el comandante de la Gendarmería Municipal y una vez enterado del caso le fue ordenado hacer todo lo que estuviera en sus manos para agarrar a aquellos criminales y prófugos de riesgo.

La búsqueda fue intensa por todos los rincones de la ciudad y el despliegue de fuerzas de seguridad fue extraordinario para agarrar a estos criminales ante el arribo del tren que venía de México.

El tren había sido detenido a pocos kilómetros de la ciudad, imagínense el susto y asombro de los pasajeros que se vieron rodeados en caso de que los malhechores intentaran huir del tren.

Todos los pasajeros fueron revisados uno por uno, el resto de la tropa vigilaba el terreno como águilas a su presa. Todo sin ningún éxito.

Al día siguiente se rindió el parte “sin novedad” no hubo señales de tan no gratos visitantes. Todos los ciudadanos de León se preguntaban qué habría pasado ya que en la localidad no se presentó ningún signo de que hubieran agarrado a los famosos delincuentes. Nadie supo nada, tal vez Chucho el roto y su colega sí eran más hábiles de lo que todos pensaban.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.