¿Te acuerdas cuando tu abuelita plantaba semillas para el altar del Viernes Santo?

Cuando se llagaba el Viernes de Dolores, las señoras de antaño, es decir, muchas de nuestras abuelas o bisabuelas, se ponían a plantar semillas para que a las dos semanas ya estuvieran listas como parte de los adornos para el altar del Viernes Santo, en la Semana Santa.

Es decir, primero que nada cortaban las latas o las botellas de refresco, las enjuagaban y les ponían la tierra, luego le mezclaban una semilla ya sea de frijol, trigo o cualquier otra flor y las ponían en lo oscuro para que crecieran amarillas.

Durante un lapso de dos semanas les daban el debido mantenimiento, les ponían agua y estaban al cuidado de ellas hasta que crecieran lindas para ponerlas en el altar del Viernes de Santo, que comúnmente lleva al Cristo en la cruz, flores de Semana Santa como las amarillas y moradas y fruta, mucha fruta.

Pero ¿por qué hablamos en pasado?

Pues sí, porque es una tradición que ya se está perdiendo, son muy pocas las personas, o mas bien, las señoras que lo siguen haciendo de manera tradicional y es por eso que nos aplicamos en traerte este recuerdo para que si te nace, lo vuelvas a hacer, no te cuesta nada.

Es más, no puedes poner un pretexto de que no sabes cómo, ya que es súper sencillo, incluso, en primero de primaria a muchos nos enseñaron este experimento con un frijol.

Ya que si te quieres aplicar un poco más las puedes forrar con papel aluminio o pintar de diferentes colores para que luzcan más bonitas.

Si bien esta no es una tradición exclusiva de León, sí lo es de toda la zona centro del país por lo cual podemos rescatar estas costumbres de la Semana Santa. Tal vez este año vivamos las tradiciones de Semana Santa, pero puede ser que alcances a sembrar algunas plantitas para tu altar, o sí ya las tienes, puedes seguir la tradición sin salir de casa.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.