Los pros y los contras del carbón activado

Antes de iniciar a platicarles acerca de los muchos beneficios que se obtiene del carbono activado, es importante saber qué es: el carbón activado es un producto de origen vegetal proveniente de adsorbentes carbonáceos altamente porosos y es utilizado desde hace mucho tiempo para eliminar gases y malos olores. En el caso del consumo humano, se ha utilizado como una especie de antídoto para primeros auxilios como es la intoxicación, envenenamientos, o sobredosis de medicamentos; esto ayuda a eliminar y desintoxicar el cuerpo de aquellas sustancias.

Otras funciones del carbono activado se llevan a nivel gastrointestinal, ya que ayuda a tratar problemas tales como la diarrea e inflamación por gases, ayudando a normalizar la actividad intestinal. A su vez, por su gran poder absorbente, el carbono ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, así también puede ser un coadyuvante para el blanqueamiento dental, para tratamientos de la piel para controlar el cebo y eliminar células muertas. Otros usos se dan para purificar ambientes, así como balancear el PH del agua potable.

Pero se ha creído durante los últimos años que el carbono activado es la panacea a todos los problemas como un “remedio” para perder peso, como una sustancia detox, pero el hecho de que el carbono tenga funciones depurativas no significa que por ello hay que abusar del consumo de este producto; la capacidad de absorción del carbón activado es incapaz de distinguir entre sustancias dañinas y beneficiosas llevándonos a la desmineralización, estreñimiento, bloqueo intestinal y otros problemas graves.

Es por eso que la FDA lo considera como un complemento alimenticio, lo ideal es que se utilice en caso de ser necesario, no como uso diario, y no excederse en los adultos a más de 60 grs.

Como es costumbre, aquí les dejo una mascarilla buenísima para quitar impurezas que puedes usarla 1 o 2 veces por semana:

Ingredientes:

  • ¼ cdta de carbono activado
  • 1 cda de grenetina o agar agar
  • 2 cdas leche de vaca

Mezcla la grenetina y la leche en un contendedor de plástico hasta formar una pasta, luego mete el contenedor al microondas por 15 segundos, lo sacas y le agregas el carbono activado y mezclas con una cuchara de madera. Vueles a meter el contenedor por 5 segundos y esperas a que se enfrié y aplicas en las áreas más grasosas de tu piel. Retiras en 3 minutos.

LNCA. Mariana Uro Peregrina

LNCA. Mariana Uro Peregrina

Mariana Uro estudio la Licenciatura en Nutrición en la Universidad Iberoamericana de León. Cédula Profesional: 6873290

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.