Mina y Pedro Moreno son vencidos.

Después de la caída en el Fuerte del Sombrero, escaparon cada uno por su lado. Pero desde sus escondites continuaron la lucha por la Independencia.

Durante tres días Pedro Moreno se ocultó en una barranca, hasta que fue auxiliado y llevado al Chamuscado, donde se encontraban sus hermanos. Ahí fue atendido por un médico, y ya sano iba a Santa Ana del Conde a dejar cartas que eran enviadas a su esposa, Doña Rita, quien estaba presa en Silao.

Al regresar de uno de sus viajes a Santa Anna, se encontró con un insurgente, con el que continuaría la lucha. El 10 de octubre perdieron la lucha en la Hacienda de la Caja. El 25 de octubre fueron vencidos en Guanajuato. Después de ambas derrotas, fueron recibidos en la Hacienda de la Tlachiquera, cuyo propietario era partidario de la Independencia.

Foto: El Heraldo

Ese mismo día el realista Orrantia se enteró del escondite de los insurgentes y fue tras ellos a las 10 de la noche y con 500 hombres. Llegaron a la hacienda casi al amanecer, fue Don Pedro Moreno quien escuchó los ruidos, despertó a su asistente Mauricio y tomó una espada para después ocultarse en las peñas del lugar.

Te recomendamos:
Xavier Mina entra a León.

Mauricio fue por los caballos para ejecutar la huida, pero descubierto, intercambió su vida por la de Don Pedro Moreno. El criado llevó a los soldados ante Moreno que defendiéndose con una espada, recibió un tiro en la cabeza, que después le fue cortada para ser llevada ante Orrantia, dejando tirado el tronco.

Mina fue hecho preso y Don Pascual Moreno y sus acompañantes salieron de su escondite para enterrar al decapitado en esa misma hacienda. Xavier Mina fue fusilado en el crestón del Cerro del Bellaco el 11 de noviembre de 1817.

Avatar

Montse Romo

Lic. en Ciencias de la Comunicación

Tal vez te interese

function enqueue_files() { if ( is_singular('post') ) { } else { } }
.