Cómo surgió el famoso Malecón del Río

Ya sea que quieras atravesar la ciudad más rápido, o evitar el caótico tráfico de León, el Malecón del Río siempre será la opción. Esta importante conexión del norte con el sur surgió ya hace bastantes años y desde entonces es pieza fundamental en la vialidad de la Ciudad. 

En el año de 1888, después de la famosa inundación del que ocasionó grandes pérdidas y destrucciones en nuestro antiguo León, el entonces jefe de gobierno, Carlos Basauri, se reunió con los vecinos de las colonias más afectadas para ver qué podrían hacer para evitar de nuevo el desbordamiento del río.

A raíz de esta tragedia generada por el desborde del endeble cauce del Río, el gobierno municipal determinó construir el malecón.

Un año después, se realizaron otras obras de mantenimiento en estas zonas de la Ciudad, por lo que se mandó demoler el puente del Coecillo para la construcción de un puente nuevo diseñado por el mismísimo Arquitecto Luis Long.

Aún con estas obras, la ciudad no estaba protegida contra inundaciones ya que otro desborde de los ríos atacó la ciudad nuevamente en 1926, donde después de la tragedia, los “bordos” que poco a poco se fueron construyendo en esta vialidad, se reforzaron.

Años más tarde, en 1955, se hace la primera propuesta sobre la construcción del viaducto del Río de los Gómez con el objetivo de permitir al tránsito el paso hacia la Carretera Panamericana teniendo poco éxito.

La propuesta que se volvió a realizar durante el mandato del Licenciado Harold Gabriel Appel en 1980 y, por fin en 1985, se dio inicio a las obras de urbanización del Malecón del Río. Continuando con la transformación durante los siguientes años, en los que se construyeron nuevos puentes, el último, inaugurado en el 2010 y por el cual todos hemos caminado y hasta algunos han dejado su candadito, “El puente del amor”.

Hoy, el malecón es vital para evitar caos en la ciudad. Cubren una longitud de casi 20 kilómetros y representan para nuestro bonito León, un paso vial determinante para el desarrollo de los leoneses.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.