Connect with us

Historia de la Semana

Yo, vencí al cáncer

Publicado

el

En nuestro Bonito León existe un sin fin de historias de vida que nos hacen darnos cuenta de la importancia de vivir el ahora, nuestro presente; muchas de esas historias vienen de personas que han librado batallas gigantes, como es el caso de quienes han padecido cáncer.

Tuvimos la gran oportunidad de platicar con varias mujeres de la Fundación CANVIES León, que se han enfrentado a esta terrible enfermedad; algunas de ellas lo padecieron, y otras acompañaron a un familiar o un hijo en esta lucha.

SAN JUANA GÓMEZ OLMEDO / JUNTAS EN LA BATALLA


San Juana Gómez Olmedo, radica en la Col. Obrera de nuestra ciudad. Hace 6 años le detectaron cáncer de mama a través de una mastografía, después de recibir diagnósticos equivocados por parte de diferentes médicos.

Tras un largo tratamiento de quimioterapias, radioterapias y cirugías, logró vencer el cáncer de mama; después de un año de haber vencido ese cáncer, le fue diagnosticado cáncer de riñón, por lo que se le fue retirado, para así vencer el cáncer por segunda ocasión. Pero esta guerrera, se vería nuevamente la cara contra esta enfermedad, al serle detectada metástasis el hueso de una de sus piernas; el procedimiento para poder vencer nuevamente al cáncer fue la amputación de la extremidad.

“Nunca pensé en rendirme… ahora disfruto mucho más la vida. Pienso que hermosa es la naturaleza. Es muy bonita la noche”

En esta lucha nunca estuvo sola, pues a su hermana también le fue diagnosticado cáncer de mama. “Por qué a ella, le preguntaba a Dios; conmigo es suficiente. Cuando le detectaron cáncer me derrumbé. Pensaba en mi familia, en mi mamá”.

Actualmente San Juana y su hermana se encuentran estables y en revisión constante para no ceder ningún paso a este enemigo silencioso.
― ¿Qué piensas cuando escuchas la palabra cáncer?
― Pienso en vida. Esta enfermedad me ha ayudado a aprender a vivir.

El sueño de San Juana es volver a caminar.

ROSALINDA URBINA / AMOR INCONDICIONAL

Hace 3 años que Roberto Carlos, hijo de Rosalinda se encuentra en una silla de ruedas, después de que adquiriera una bacteria que hasta el día de hoy ningún médico le ha podido decir qué es.

El próximo lunes 16 de octubre, será sometido a una cirugía en la que se colocará una prótesis de cadera, con la que aseguran los médicos, podrá ponerse de pie nuevamente. La cirugía será realizada en el Hospital General de Guanajuato, pero para Rosalinda la dificultad de poder trasladarlo de regreso a su casa es una situación difícil pues no cuentan con el apoyo de una ambulancia o transporte particular.
― ¿Cómo está Roberto Carlos actualmente?
― Muy animado, me dice, “mamá yo me quiero operar. Me quiero curar”

OFELIA SOLÍSMO/ AMO LA VIDA 

Ofelia vive en la Col. Chapalita. En el 2015 le fue detectado cáncer y tras el tratamiento oportuno y el apoyo de toda su familia y la Fundación CANVIES, logró vencerlo. Actualmente se encuentra en revisión para cuidar que el cáncer no regrese.

En su familia ya había antecedentes de esta enfermedad, “varias personas de mi familia ya habían padecido esta enfermedad, por ello me sentí muy acompañada”, nos comenta.
― ¿Qué es lo que queda de cuando le fue diagnosticado el cáncer, hasta el día de hoy?
― Quedan cicatrices por las cirugías, dolores por las quimioterapias; pero, aun así, amo la vida.

DOLORES RÁBAGO / EL AMOR COMO ANTÍDOTO

A Dolores le fue diagnosticado cáncer de colon hace 7 años, y llegó a la fundación gracias a una trabajadora social que la canalizó.

“Aquí llegué muriéndome”, nos comenta Dolores, pues diversas instituciones médicas le dijeron que ya no podían tratarla. Por el tratamiento y las afectaciones que tuvo en el estómago, derivadas de la radioterapia, se le retiró parte de los intestinos.

Actualmente, y después de que se pensara que no había posibilidades para ella, Dolores a podido salir adelante.
― ¿Cómo la apoyó CANVIES?
― Con insumos de medicamento, pero sobretodo, con amor. Cuando llegas hay besos, abrazos; te dan mucho ánimo y fortaleza.

IRMA MEDINA / TEJIENDO LA VIDA

A Irma le fue detectado cáncer en el cuello de la matriz hace 2 años, después de recurrir al papa Nicolau. Su llegada a la fundación se dio después de que la maestra Ma. Teresa Aguazul, la viera muy decaída y la canalizara a la fundación. Comenzó su procedimiento y para combatir radicalmente al cáncer, le fue extraída la matriz y se sometió a tratamiento de quimioterapia.

Actualmente Irma se encuentra en revisión, donde acude periódicamente con un especialista para revisar el cáncer no regrese.

Para ayudarse económicamente, junto con todas las demás guerreras de la fundación, se dedican a la elaboración de llaveros, los cuales comercializan en bazares y donde se les de el espacio.

TERESA RAMÍREZ / ABRAZAR EL ALMA

“Fui al médico porque sentía un dolor en la espalda, resultó que no tenía nada. Una enfermera me insistió que me hiciera una mamografía y era cáncer”, nos comentó Teresa.

A Teresa le detectaron cáncer de mama el 27 de febrero de este año, y es una de las nuevas integrantes de este grupo de guerreras. Recuerda que la noticia fue como un balde de agua fría, “me la pasé tirada 3 días en un sillón”, nos relata.

Teresa sentía que se había terminado su vida, preparó su testamento y sintió que le acababa la vida, “quería luchar por vivir, pero sabía que podía morir”.

Después de los análisis pertinentes, a Teresa le fue diagnosticado un quiste canceroso muy agresivo, por lo que a sólo dos días del diagnóstico le fue programada una cirugía, “todo fue muy rápido, tuve que hablar con mi familia. Todo el proceso lo estaba viviendo sola. Nunca hagan eso, platíquenlo con su familia”.

Después de vivir un proceso muy doloroso de manera solitaria, recibió el apoyo de toda su familia. Recuerda que el día de su cirugía estaba toda su familia afuera del quirófano esperando cualquier avance. Para Teresa, una de las situaciones que no ayudan a la detección oportuna del cáncer de mama, es que la mujer se deja para luego, “la casa limpia, la comida siempre a la hora, todo muy bien; pero nos olvidamos de nosotras, nos dejamos para luego”.

Cuando estaba a punto de rendirse, Teresa llegó CANVIES y vio como había más personas como ella que había vivido lo mismo, sentido lo mismo, y vivió que como ellas, también podía salir adelante.
― ¿Cuál es tu motor?
― Mis hijos, quiero verlos realizados.

Su sueño es poder echar a andar una casa de apoyo a las mujeres que sufren de violencia familiar.

ANA SOFÍA Y SOFÍA / LA UNIÓN HACE LA FUERZA

Ana Sofía es madre Sofía, una pequeña niña que ha demostrado que la grandeza no se mide en años. Sofía fue diagnosticada con leucemia el 4 de marzo del 2014, a la edad de 5 años y medio, después de enfermar repetidamente y presentar cansancio.

Ana Sofía recuerda tener una conversación muy franca con su hija, donde le explicó lo que es el cáncer y cómo se enfrentarían a un procedimiento largo.

“Nunca lloró en una quimioterapia, fue muy fuerte. Me decía que tenía que ser fuerte para poder salir adelante”, nos relata Ana Sofía. Después de 3 años y 3 meses de quimioterapias, venció el cáncer el mes de abril de este año, “todos estábamos felices, la familia, la fundación. Todo estábamos muy felices”.

Sofía ha podido regresar a la escuela y retomar su vida normal después de demostrarles a todos que puede librar cualquier batalla.

Todas estas mujeres tienen algo en común, no se han dado por vencidas y han salido adelante de una enfermedad que ya no es sinónimo de muerte. Recuerda que la autoexploración es muy importante para poder detectar de manera oportuna la presencia de algo extraño.

Si te interesa conocer esta fundación y apoyarlos; te compartimos su contacto.
Tel. 771 45 90
Blvd. Mariano Escobedo 4502 L 19-20 Col. San Isidro de Jerez
[email protected] [email protected]
Facebook Fundación Cáncer Vida y Esperanza A.C.

Continuar leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Historia de la Semana

La pequeña Polonia de León

Publicado

on

Han pasado más de 75 años de la llegada de las migraciones de refugiados polacos a México, específicamente a Santa Rosa, en la ciudad de León; es por ello que te compartimos la historia de este hecho histórico en nuestra ciudad.

La Segunda Guerra Mundial estalló un viernes primero de septiembre luego de que las tropas Nazis invadieran a Polonia y posteriormente Rusia. El gobierno de Polonia negoció la salida de grupos de refugiados, compuestos principalmente de ancianos, mujeres y niños huérfanos; después del rechazo de varios países en acoger a estos grupos, fue el gobierno de Manuel Ávila Camacho, quien anunció el acuerdo para refugiar a 1,500 polacos en México.

Fue el primero de julio de 1943, cuando a nuestra ciudad llegó el primer grupo integrado por 706 personas, quienes fueron recibidos en la Escuela Granja, ubicada en lo que fue el Instituto Lux, hoy Forum Cultural Guanajuato. El segundo grupo, integrado por 726 personas llegó después y ambos grupos fueron llevados a Santa Rosa el 2 de noviembre de ese año.

Este acuerdo de acogida fue una colaboración de los gobiernos de Estados Unidos, Inglaterra, Polonia y por supuesto México, que sería la tierra encargada de brindarles una nueva vida a los refugiados, en este pacto se había establecido la ayuda económica de diferentes asociaciones estadounidenses, pero por los retrasos de las mismas, las condiciones de vivienda los primeros años de refugio se tornaron difíciles para los polacos.

«Yo me llamo Valentina Grycuk Bronicka y nací en una pequeña ciudad llamada Novogrudk, misma que ahora pertenece a Bielorrusia (…).

Una noche de febrero llegaron los soldados y les dijeron a mis padres: les damos una hora para que recojan lo que puedan y se vayan (…). Los rusos nos llevaron a Siberia (…). Cuando llegamos, ahí mi madre, que estaba embarazada, resbaló en el hielo y eso le provocó una hemorragia; en una carretita la llevaron del campo de concentración donde estábamos al pueblo más cercano, pero se congeló y murió.

Después a mi padre se lo llevó el ejército ruso (…). Se instaló en un barco como cocinero. Ahí nos separamos. No lo volví a ver hasta treinta y cinco años después. Salimos de Siberia a la ciudad de Karachi (Pakistán) en tren (…) estuvimos como nueve meses en una playa, en casas de campaña. Había muchos niños solitos completamente. De Karachi nos llevaron a la India.

Recuerdo muy bien cuando veníamos en tren, después de desembarcar en Los Ángeles, California; al entrar por la frontera de Ciudad Juárez, a mí se me hacía tan bonito todo, venía muy contenta, pero cuando llegamos a León, ¡fue tan bonito! Nos recibieron con flores y mariachis, había mucha gente, era como un día de fiesta. Asustada me preguntaba: ¿Por qué tanta gente? Fue un recibimiento maravilloso, la gente muy cálida», León, cinco siglos contra viento y marea, Mariano González Leal.


Este asentamiento llegó a tener 397 cuartos; un hospital con salas para mujeres, niños y hombres; un pabellón para enfermos contagiosos, un dispensario, dos salas de consulta, una botica, un gabinete dental, cámara mortuoria, una capilla y un pequeño mercado. Había tres casas de baños con regaderas, 92 lavabos, lavaderos con 50 piletas, un teatro, cinco talleres, una panadería, 16 cuartos para oficinas de la administración y una biblioteca. Es importante recalcar que todo el mantenimiento de la hacienda estuvo en manos de Estados Unidos y las organizaciones de ayuda polacas y judías.

Una de las construcciones más importantes era el orfanato, que estaba compuesto por 15 dormitorios, una sala de recreo, habitaciones para monjas y maestras, una enfermería, almacenes e instalaciones sanitarias. En este lugar se buscó ayudar a los niños a superar los horrores de la guerra y confiar en las personas; gracias a este proyecto se les regresó la sonrisa a estos pequeños.


Las intenciones del gobierno y de los mismos refugiados era que al término de la guerra volvieran a Polonia, por lo que se debía mantener viva la identidad nacional, y esto se logró con la educación, pues se mantuvo el modelo educativo de Polonia.

Para noviembre de 1943 había mil cuatrocientos treinta y cuatro refugiados polacos, quienes en su gran mayoría vivían en lo que conocía como “Polonia la chica”. En este lugar tenían una iglesia, un molino adaptado como escuela, un orfanato y un mercado; era una pequeña ciudad para esta comunidad. En 1946 con la llegada de Miguel Alemán, se les dio permiso de trabajar, y fue así como la integración de los leoneses y polacos se dio de forma más intensa; pues aumentaron las uniones matrimoniales entre mexicanos y polacos, se organizaban excursiones para conocer el Estado, además de que se organizaban festivales para conocer la cultura polaca.

“Estas personas se salvaron de morir en una guerra en la que perecieron 38 millones de personas en Europa, entre ellas 6 millones de judíos, 20 millones de soviéticos, 4 millones de polacos y 1.7 millones de yugoslavos”, “La Pequeña Polonia” en México: historia de refugio y hospitalidad (1943-1947) Celia Zack de Zukerman  Gloria Celia Carreño A.

El campo de Santa Rosa fue liquidado oficialmente el 31 de diciembre de 1946, muchos refugiados partieron a Estados Unidos y Canadá, otros regresaron a Polonia, y otra parte permaneció en México, donde formaron su familia; que en su mayoría se mudaron a la Ciudad de México.


Esta historia refleja la muerte y destrucción que la guerra ha dejado siempre, pero que gracias al acogimiento de la ciudad estas personas lograron sobrevivir y creer nuevamente en la humanidad; a los niños se les regresó la esperanza y se les brindó un espacio en el que pudieran ser justamente niños. Seguramente faltarán muchos datos e historias de estos hechos, pero sin duda el punto central es como la hermandad y solidaridad puede cambiar vidas.

¿Conoces datos o historias acerca de los refugiados polacos?, si es así, compártela.

Continue Reading

Historia de la Semana

León contra el cáncer de mama

Publicado

on

Octubre es el mes de la lucha contra el cáncer de mama, una enfermedad que todos los días arranca a mujeres de sus familias, y que con prevención y detección oportuna, puede llegar a ser curable. Por lo anterior, nos sumamos a la causa y compartimos con ustedes información importante respecto al tema. Estar informado es una de las principales formas de prevención.

El cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo. 1 de cada 6 en el mundo y es en las mujeres donde se da el mayor número de muertes es por cáncer de mama, seguido por el cáncer de pulmón, el colorrectal, el cervicouterino y el de estómago.

En nuestros país, el cáncer es la tercera causa de muerte, con una tasa de mortalidad de 65.6 por cada 100 mil habitantes, además, representa el 12% del total de fallecimientos en México, con cerca de 80 mil al año. El cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer en la mujer y en el 2015 ocasionó la muerte de 6 mil 252 defunciones por cáncer de mama, teniendo una tasa de mortalidad de 18 por cada 100 mil mujeres de 25 años y más. En nuestro Estado la incidencia es de 11.98 por 100 mil mujeres.

Como leíste hasta este momento, se trata de un problema serio, la tasa de mortalidad es elevada, pues el 90% de las detecciones se dan en una etapa avanzada, pero no te asustes, si el cáncer de mama se detecta de forma temprana puede ser curable.

FACTORES DE RIESGO

Si bien el cáncer no es predecible, sí existen factores de riesgo. Estos son:

  • Antecedentes de un familiar con cáncer de mama
  • Tener 40 años o más
  • Tener la primera menstruación antes de los 12 años
  • Usar anticonceptivos hormonales por más de 5 años
  • Tener el primer hijo después de los 30 años
  • No haber tenido hijos
  • Tener la última menstruación después de los 52 años
  • Tomar hormonas para la menopausia
  • Obesidad
  • Alimentación rica en carbohidratos y baja en fibra
  • Dieta rica en grasas tanto animales como ácidos grasos trans
  • Obesidad, principalmente en la postmenopausia
  • Sedentarismo
  • Consumo de alcohol mayor a 15 ml al día
  • Tabaquismo

DIAGNÓSTICO

La mastografía es la forma más eficaz de detectar el cáncer de mama, pero desde tu casa puedes estar en continuo monitoreo a través de la autoexploración. Te compartimos la forma en la que se hace:


Es recomendable que las mujeres mayores de 25 años toquen sus mamas después de menstruar, si después de la autoexploración detectas algo extraño, es tiempo de ir con el médico para realizar los estudios pertinentes.

Uno de estos estudios es la Mastografía, es decir, un estudio de rayos “X” recomendado a mujeres de 40 a 69 años de edad, con o sin signos; tiene como propósito detectar anormalidades que no se pueden percibir por la observación o el tacto.

La mastografía es muy recomendada a mujeres mayores de 50 años y a las menores de 50 que tengan sospechas de cáncer.

FUNDACIONES EN LEÓN

En nuestra ciudad, existen distintas asociaciones que apoyan a las mujeres que padecen esta enfermedad. Te invitamos a conocerlas y compartir la información con quién la pueda necesitar.

Fundación CANVIES
Esta Organización No Gubernamental se instituyó el 18 de Julio de 2002 por Rosendo García Padilla sobreviviente de cáncer.

Esta organización ha podido ayudar a personas enfermas de cáncer de bajos recursos económicos que en muchas ocasiones, no cuentan con el apoyo de alguna institución salud que les brinde apoyo en su tratamiento. CANVIES apoya a mujeres que padecen cáncer de mama con prótesis, sostenes, despensas, apoyo psicológico, pelucas, medicamentos y hasta con la reconstrucción. Además también tienen terapias alternativas, como lo son la tanatología, la nutrición, homeopatía y reiki.

Blvd. Mariano Escobedo 4502 L -20 Col. San Isidro de Jerez
León (Guanajuato)
771 45 90
[email protected]

INSTITUTO MUNICIPAL DE LAS MUEJRES
El Instituto de la mujer tiene un programa permanente de charlas y talleres para la detección oportuna del cáncer de mama.
Para facilitar la atención a todas las mujeres, en los Centros de Salud del municipio se encuentra personal capacitado para poder brindar atención oportuna a quienes así lo requieran.

Para información más detallada te puedes comunicar al Instituto de la Mujer al número 477 712 2929, o a Salud Municipal, al número 477 1467350 extensión 4.

REBICAM GUANAJUATO
Es la primer asociación en Guanajuato que reconstruye el seno a mujeres de escasos recursos que perdieron el seno por el cáncer de mama. REBICAM GUANAJUATO es un grupo multidisciplinario conformado por cirujanos plásticos, oncólogos, nutriólogos, anestesiólogos, psicólogos, enfermeras y diferentes sectores de la sociedad, con el objetivo de ayudar y mejorar la calidad de vida de mujeres que vencieron al cáncer de mama.

Para mayor información te compartimos su contacto:
Tel. 4131582919
https://www.facebook.com/RebicamGuanajuato/
[email protected]

Recuerda que el cáncer de mama es curable si se detecta a tiempo. Los 365 días del año, ésta es una lucha de todos.

Continue Reading

Historia de la Semana

El Yunque, la ultraderecha mexicana.

Publicado

on

La democracia mexicana que aún se encuentra en pañales, según varios politólogos y críticos del poder, ha ido madurando poco a poco, pero pareciera sin rumbo. Los aportes de los conservadores, los liberales, los de derecha o izquierda, son innegables; unos mejores que otros ―según la lente con que se les vea―.

Quienes ocupan los cargos públicos han llegado al poder por el voto del pueblo, por “dedazo”, o por artimañas que poco involucran la fidelidad al partido, y está de más decir que a la nación. Cofradías secretas que permearon las más altas esferas políticas para llegar al poder, y así establecer su forma de concebir el mundo.

Por lo anterior, es necesario y hasta obligatorio saber quién nos ha gobernado y quién verdaderamente lo ha puesto ahí. Guanajuato como uno de los principales soportes del PAN a nivel nacional, se ha pintado de azul por largo tiempo; muchos de los líderes del partido blanquiazul han estado involucrados o relacionados directamente con una organización de ultraderecha y paramilitar; hablamos del “Yunque”.

La Organización Nacional del Yunque es una secta de inspiración católica que reclutaba jóvenes para adoctrinarlos y adiestrarlos en el combate físico e ideológico, con el fin de avanzar políticamente en la conquista del poder público. “El que obedece no se equivoca”, uno de los lemas de esta organización de corte autoritario y paramilitar cuyos fines, siguiendo las investigaciones del periodista Álvaro Delgado en su libro “El Yunque, La Ultraderecha en el Poder”, es defender la religión católica y luchar contra las fuerzas de del mal para instaurar el reino de Dios en la tierra mediante la infiltración de todos sus miembros en las más altas esferas del poder político.

El Yunque que actualmente tiene gran influencia en el Bajío, nació en Puebla en 1955 para combatir el laicismo del PRI, pero principalmente para combatir el avance de las ideales comunistas, liberales o progresistas que se pretendieran establecer en el país, mediante la infiltración política y la violencia.

Entre los líderes iniciadores de esta secta fue Ramón Plata Moreno, que para poder hacer más difícil la detección de los miembros, instauró una organización en forma de pirámide invertida, cuya dirigencia se encontraba en la punta invertida, lo cual protegía a los dirigentes y disfrazaba a la organización del Yunque, también conocida como “La Orquesta”.

Este grupo radical tenía varios puntos de base, entre los que destacan; primero, era “Primordial”: nada era más importante que la organización, ni la familia; segundo, “jerárquico consultiva”: ninguna decisión se puede tomar sin consentimiento de jefe superior; el último punto se refiera a su carácter de “combativa-formadora de cuadros políticos”: de ahí el reclutamiento de adolescentes al cabo de rigurosos procesos de observación y análisis.

La Iniciación

Para quien intentara entrar al este “exclusivo grupo”, no era nada fácil, pues el aspirante era sometido a una estricta observación de los llamados “grupos de control”; es decir, organizaciones deportivas, clubes sociales, parroquias y sociedades de alumnos y facultades y por supuesto, universidades; en la zona del Bajío destacaron la Universidad de Lasalle y colegios lasallistas como centros de reclutamiento.

El prospecto que era estudiado sin siquiera saberlo, debía ser católico, hijo de familia, capacidad de liderazgo; además se sometía a una investigación familiar, incluyendo a los abuelos. Un requisito muy importante, es que no debía ser judío, ni descendiente de esa raza. Si cumplía con todos los requisitos anteriores, era invitado a “La Orquesta” por quien sería su “padrino”.

Para ser un movimiento que partía de los ideales católicos, sus ritos de iniciación eran muy poco apegados a la religión que decían defender. En esta parte transcribimos fielmente la descripción de las ceremonias que hace Álvaro Delgado en su libro, “El Yunque, La Ultraderecha en el Poder”:

La escuela “López Gomar”, en la ciudad de León, estaba envuelta en silencio y penumbras.

Un hombre mayor, que presidía la reunión y que ostentaba un brazalete negro, dispuso los detalles:
Los Jóvenes colocaron a los costados de la mesa, dos banderas; la nacional y otra de entorno rojo y fondo blanco, en cuyo centro ―bordado en negro― se dibujaba una “Y” mayúscula con una cruz atravesada.

Todo listo, el adulto dio un grito que arrancó la ceremonia del Centro “Santo Tomas de Aquino” de la región de Cristo Rey.
― ¡Dios, Patria, Organización! ― a cuya exclamación siguió una repetición en coro.

El “padrino” fue por el muchacho que esperaba en la habitación contigua, el joven entró con paso marcial y, con la misma disciplina, saludó; en firmes, dio un golpe con el puño del brazo derecho en el pecho y después lo extendió recto.

El adulto le explicó los fines de la Organización ― “evitar que el marxismo diabólico se apodere de México” ― y el significado de los colores: blanco, “por la pureza de los ideales»; negro, “por el luto de los mártires”, y rojo, “por la sangre que estamos dispuestos a derramar”.

― ¿Estás dispuesto a cumplir con los ideales de nuestra organización y aceptar los principios de primordialidad, reserva y disciplina?
― ¡Sí, estoy dispuesto! ― dijo el muchacho y enseguida se le hizo repetir ante el crucifijo y la biblia:

Yo, en pleno uso de mis facultades y sin reservas mentales de ninguna especie, juro por mi Dios y por mi honor de caballero cristiano, servir leal y patrióticamente a las actividades y propósitos de esta organización, dándole primordialidad sobre cualquier otra y mantener en reserva su existencia y sus fines, así como los nombres de sus integrantes.

Luego, en sigilo permanente, llevándose marcialmente el puño al pecho y luego extendiendo el brazo, quien presidía pronunció en latín la frase de San Ignacio de Antioquía al ser llevado al martirio:
― ¡Stad firmus!
― ¡Ut incus percusa! ― repitió el coro cuya frase completa en español significa: “estar firmes en la adversidad”, como el yunque al ser golpeado.

Quien esa noche se inició en la Organización fue Ramón Muñoz Gutierrez, escalaría poder hasta llegar a ser el jefe de la Oficina de Innovación Gubernamental en la presidencia de la República y el personaje más influyente y cercano a Vicente Fox.

Grupos de Choque

Una de las estrategias que más utilizó el Yunque, y una de las que más les funcionó, fue la de crear grupos de choque; que mediante la injuria y la violencia combatían a los “comunistas”, masones y religiosos “progresistas”; además de su función principal, servían para ocultar la estructura de la Organización, pues los integrantes de estos grupos muchas veces desconocían quienes eran realmente los dirigentes o que hacían el trabajo sucio de alguien más.

Uno de los grupos de choque más conocido fue el Movimiento Universitario de Renovadora Orientación (MURO), fundado en 1961; que tenía como propósito combatir en México la “conspiración judeo-masónica- cristiana”.

El objetivo que se propusieron fue ordenar el Estado para instaurar la “Ciudad de Dios” conforme el evangelio. El MURO se inició en la UNAM, como una estrategia de adherir a jóvenes de todo el país a “La Orquesta”, para poder dar escalada a nivel nacional.

El origen común de los organizadores del MURO provenían de escuelas confesionales, como el Cristobal Colón, Simón Bolívar; Universidad La Salle, Colegio Benavente (Puebla), todos ellos dirigidos por la congregación religiosa denominada “Hermanos Lasallistas”.

Este grupo de choque llegó a utilizar el secuestro para amedrentar a quienes realizaran actividades “comunistas” o criticaran al movimiento, tal como le ocurrió al periodista Miguel Ángel Granados Chapa, quien todavía como estudiante de periodismo, publicó información sobre el MURO, lo que le valió ser privado de su libertad y golpeado por miembros de este grupo.

Para apuntalar la tesis sobre la importancia de la participación de los empresarios en la formación del MURO, González Ruiz echa mano de uno de los pocos testimonios que hay de un hombre de negocios sobre el caso: el de Hugo Salinas Price, padre de Ricardo Salinas Pliego, propietario de Tv Azteca. En sus memorias, Mis años con Elektra, narra:

«A principios de los años sesenta sentía yo grandes inquietudes. El fuerte carisma de Fidel Castro hacía sentir miedo a las clases media y alta de que se fuera a repetir el fenómeno cubano en México. Escribía yo artículos que publicaba en Excélsior. A veces reproducía mis artículos en sus publicaciones el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales, que dirigía mi amigo Agustín Navarro Vázquez».

«Siempre apoyé a Navarro Vázquez, un verdadero héroe de la libertad a quien la patria no le ha rendido el debido reconocimiento. En varias conversaciones me planteó la conveniencia de crear un grupo de choque de jóvenes, a efecto de contrarrestar el terror de la izquierda entre estudiantes. Se llamaría MURO, por sus iniciales: Movimiento Universitario de Renovadora Orientación. Lo más probable es que hubo varios que lo apoyaron, pero yo nunca supe quiénes más apoyaron a ese grupo, que resultó muy efectivo para darle a las izquierdas una sopa de su propio chocolate. (El) MURO tenía una casa ubicada en la avenida División del Norte, en donde practicaban artes marciales los muchachos. En una ocasión (el) MURO decidió hacer una manifestación en la propia UNAM. Para asombro de la izquierda se quemó la efigie de Fidel Castro. Fue divertido; tanto mi cuñado como yo estuvimos ahí. El salió fotografiado en los periódicos al día siguiente junto a la efigie en llamas.»

El Yunque en León

En el Bajío, el Yunque tuvo gran acogida por grupos conservadores y por la iglesia, que de forma pública rechazaba a las asociaciones secretas, pero en lo íntimo apoyaba y alentaba al Yunque. Fue Guanajuato parte importante en el desarrollo nacional de la Organización.

En León en los años sesentas, Juan Manuel Torres Origel y Elías Villegas eran las figuras más “emblemáticas” del Yunque, y era bien sabido también en esa época sobre la existencia del Comando Atlético Militar que operaba en León, además del reclutamiento y adiestramiento del Yunque en la preparatoria La Salle y la Universidad del Bajío, hoy Universidad De La Salle Bajío.

Elías Villegas

Al mismo tiempo que se reclutaba a jóvenes, se les sometía a pruebas en la Sierra de Lobos. Fue en 1982 cuando en Sierra de Lobos, la Dirección Federal de Seguridad, detectó 60 hectáreas que pertenecen a las autoridades educativas lasallistas. Según declaraciones del velador de esa época, en el lugar se les daba entrenamiento militar a los grupos de jóvenes que asistían, cuyos números iban de 35 a 50.

La escalada nacional de la Organización Nacional del Yunque se da con el “Pacto de Los Remedios”, firmado en 1975 en Naucalpan, Estado de México. Entre los organizadores estuvieron Alfredo Ling Altamirano, ex presidente estatal del PAN y ex directivo de una facultad en la Universidad de La Salle Bajío. En este pacto se reunieron 36 organizaciones de todo el país.

Fue hasta el año 2000 que el Yunque consiguió el poder que quería en el Estado, la gubernatura ganada por Juan Carlos Romero Hicks, quien tenía como Secretario General de Gobierno a Juan Manuel Oliva, quien por instrucciones del patriarca del Yunque en el Estado, Elías Villegas, incluyó en el gabinete a miembros de la Organización.

El Ejército de Dios en la Tierra

Los adheridos a la Organización Nacional del Yunque tenían como fin último implantar el Reino de Dios en la Tierra, perseguían todo lo que tuviera tintes de ideología “progresista”, incluso siendo de la religión católica, que se supone defendían. Admiradores del régimen fascista de Francisco Franco se enclavaron en la lucha por defender a México de un enemigo invisible, más bien una forma querer instaurar su ideología en un Estado laico.

Fue toda una maquinaria la que “La Orquesta” echó a andar para poder penetrar el PAN y llegar a las más altas esferas políticas. Bajo el lema de “el que obedece no se equivoca”, permearon en el sector empresarial como una forma de financiar sus actividades siempre ocultas pero encaminadas a escalar peldaños en la sociedad.

Militantes del PAN del estado

La organización se diluyó en 1999, pero aún hoy en día permanecen sus dirigentes en importantes cargos públicos o hasta en gubernaturas estatales, lo que nos habla de que muy probablemente sus ideologías e intereses no estén del todo erradicadas. Tal vez no se desintegró, y sólo cambió de nombre como siempre lo hizo en sus viejas estrategias.

Es importante tener presente estas historias llenas de radicalismo e intolerancia ideológica, en momentos donde la intransigencia social y política, se encuentran dividiendo al país.

Los movimientos que vemos hoy en día, tomando las calles para querer instaurar un sistema que poco tiene que ver en un Estado laico, requieren de un análisis profundo, para poder darles valor o quitárselos. La principal herramienta de la que se sostienen es de la ignorancia y la ciega fe.

Continue Reading







Trending

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com