Delincuentes roban silla de ruedas a un perrito con discapacidad

Sabemos que los delincuentes no respetan a nadie, pero quizás era impensable que ni los animales se salvaran de los amantes de ajeno.

Resulta que hace algunas semanas un auto atropelló a Rocky, un perrito que, tras el percance, quedó inmóvil de sus patas traseras. Como pudo, fue arrastrándose por las calles del asentamiento El Amauta, en el distrito peruano de Nuevo Chimbote, hasta que Paola Villarreal lo vio cerca de su universidad y lo adoptó.

Entre varias personas juntaron dinero para pagar la necesaria amputación de sus patas y comprarle una silla de ruedas para que la movilidad de Rocky no se viera afectada, y así fue.

Sin embargo, ahora el perro fue víctima de la delincuencia: lo despojaron de su silla de ruedas y lo dejaron tirado, sin poderse mover. “Lo encontré al promediar la 1:00 p.m. Los ladrones lo dejaron tirado sin su silla”, narró Paola Villarreal.

Por ello, ella, junto con su familia y con el apoyo de la asociación Fuerza Animalista, organizaron una colecta denominada “La Fiesta de Rocky” que se llevará a cabo el 2 de noviembre, donde también se espera recaudar pañales, comida, paños húmedos, protectores de camas, cremas y camas para perro.

Decenas de personas se han unido a la causa y han ofrecido donaciones para el perrito que actualmente no tiene su silla de ruedas para movilizarse mejor.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.