5 formas de aprovechar el agua de lluvia

Casi todas nuestras actividades cotidianas, desde cocinar hasta todos nuestros hábitos de higiene requieren el uso de ese líquido valioso llamado agua que, por desgracia, es un recurso que cada día escasea más y más.

En estos meses de verano tenemos una gran ventaja, ya que las intensas lluvias que de pronto limpian y refrescan la ciudad.

Desde la Antigüedad, las civilizaciones han sobrevivido con sistemas de distribución y recogida de agua de lluvia. Hoy en día existen muchísimos mecanismos muy sofisticados que colectan y limpian esta agua, pero muchas veces puede llegar a ser muy costosos.

Afortunadamente el ingenio mexicano y de los humanos, nos ha facilitado esta tarea inventando formas baratas y caseras para contener el agua de lluvia, valiéndose solo de cubetas de plástico o metal o un barril de los mismos materiales y malla de mosquitero. Lo único que debemos hacer es cubrir las cubetas o tambos con la malla de mosquitero y dejarlas afuera para que se llenen.

La colecta pluvial es una de las mejores alternativas que tenemos para ahorrar, y el agua recogida podemos utilizarla (por lo menos) para estas 5 tareas que SAPAL nos recomienda:

1.- Limpiar los vidrios.
Una de las mejores formas de emplear el agua es en la limpieza de los vidrios, ya que el agua de lluvia está limpia y libre de cal, por lo tanto, es ideal para ser reutilizada para limpiar vidrios y espejos en nuestro hogar y no dejarlos todos empañados.

2. Regar las plantas.
Esta agua además de estar libre de cal, contiene minerales que contribuyen a su nutrición de nuestras plantitas ya que tampoco tiene cloro, sustancia que podrían dañar las plantas.

3.- Ducha para nuestras mascotas.

Se utiliza muchísima agua cuando bañamos a nuestros “perrhijos” por eso, el agua de lluvia puede ser útil para duchar nuestras mascotas y así evitar el uso de agua potable destinada a otros usos en el hogar.

4.- Trapear.

El agua limpia de lluvia puede ser reutilizada para trapear los pisos de nuestra casa y dejarlos relucientes, así, evitaremos el uso de agua potable en el piso del hogar.

5.- Descarga del baño.

Si al agua de lluvia que recolectaste, le cayeron pequeñas partículas de sustancias extrañas, o no está muy limpia que digamos, puedes utilizar una que otra cubeta para bajarle al baño. Cada descarga del inodoro gasta alrededor de 5 a 6 litros de agua y, con el líquido de la lluvia, puedes ahorrarte esos litros de más.

¡Aprovecha el agua de lluvia! Esta agua es limpia, gratis y su recolección no implica gastos exagerados. Aplica esta técnica en tu hogar y cuida el agua limpia y potable que SAPAL lleva a todos los leoneses.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.