Para que la sed desquite, ¡ahí le va su agua de mezquite!

Guanajuato es un destino turístico riquísimo en cultura e historia. Los visitantes lo prefieren ante muchos otros destinos de la República, porque además de tener paisajes increíbles y pueblos mágicos, la gastronomía es deliciosa y amplia.

En todos los rincones del Estado, incluyendo sin duda a nuestro Bonito León, se preparan varias bebidas que refrescaran hasta los paladares más exigentes, gracias a la gama de tradiciones e ingredientes que existen en las diferentes regiones de Guanajuato.

Uno de los ingredientes más exóticos pero más representativos es el mezquite. Sí, el mezquite, ese árbol tan fuerte y resistente, tolerante a la sequía y a la salinidad de nuestro Estado.

Este árbol es fuente de vida y de alimento, ya que sus vainas contienen semillas que pueden comerse sin preparación, pero también se elabora con ellas harina, atoles y mezquitamal o piloncillo de mezquite.

Parte de su riqueza natural y alimenticia, se encuentra también en las bebidas que se pueden preparar con el árbol, por ejemplo, está el agua de mezquite, la cual como su nombre lo dice, está elaborada a base de la cocción de las vainas del árbol del mezquite. Una vez cocidas, es exprimida la savia y se agrega agua.

Y como dicen por ahí: ¡Para que la sed desquite, ahí le va su agua de mezquite! Esta bebida de sabor dulce se debe tomar bien fría para que cumpla su función que es refrescar.

Pero si prefieres una bebida caliente, también encuentras el mezquiatole o atole de mezquite. Esta es una bebida muy antigua en Guanajuato y de la que, tristemente, poco a poco se ha perdido la costumbre de su consumo.

El mezquiatole se prepara como un atole normal con masa, piloncillo y canela, la clave está en agregarle el extracto de las vainas cocidas de mezquite.

¿Qué te parece? ¿Ya probaste algunas de estas bebidas tan guanajuatenses?

Tal vez te interese

function enqueue_files() { if ( is_singular('post') ) { } else { } }
.