¿Conoces la historia de la Niña araña de Salamanca? Aquí te la contamos

Salamanca, Guanajuato.- Allá por los años 90 del siglo XX, según nos cuenta esta leyenda narrada por John Misterio, el protagonista de esta historia fue un taxista que al circular de madrugada por la colonia San Roque, entre calles oscuras y solitarias, vio a una niña de aproximadamente 10 años de edad.

El buen hombre sintió asombro y preocupación a la vez, pues no era normal que ella estuviera sola en la calle, por lo que disminuyó la velocidad y al estar más cerca de la niña, ésta le hizo la parada.

La menor le pidió al taxista que la llevara a casa de sus padres que vivían en los departamentos de la calle Aldana, antes de subir al taxi, la niña le dijo que no traía dinero, pero que sus padres le pagarían por sus servicios.

El taxista le dijo que no había problema y accedió. La menor se sentó en la parte de atrás y se trasladaron a los edificios que están enfrente del cementerio.

Sin embargo, sucedió algo espeluznante, cuando el taxista vio por el retrovisor para preguntarle a la niña dónde vivía, se percató de que ya no estaba, el conductor todavía no se reponía de su asombro cuando vio que la niña caminaba rumbo al panteón.

Pero él en ningún momento escuchó que la niña abriera la puerta del carro, además de que ella recorrió un tramo largo en tan pocos segundos, pero eso no fue todo, pues estaba por ocurrir algo aterrador, la niña continuó su camino y de forma sorprendente comenzó a escalar una de las bardas como si se tratara de una araña.

Antes de ingresar al camposanto giró su cabeza por completo para mirar el taxista con unos ojos rojos diabólicos, el miedo se apoderó del hombre y después de unos minutos pudo reaccionar y se marchó de allí a toda prisa.

Le contó su experiencia algunos de sus compañeros del volante y unos le creyeron, incluso, le dijeron que también les había ocurrido lo mismo, pero otros se burlaron de su dicho.

Se dice que este hombre no soportó la experiencia y falleció a los pocos días de la impresión de ver a la niña araña, sí, la niña araña de Salamanca, Guanajuato.

Tal vez te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.